Connect with us

BOLIVIA

170.000 Maestros capacitados, la iniciativa de Tigo que nació en Bolivia – La Razón (Bolivia)

Friday 2 Sep 2022 | Actualizado a 23:06 PM
Energías & Negocios
Friday 2 Sep 2022 | Actualizado a 23:06 PM
Tigo Bolivia creó un programa para darle herramientas a los maestros para las clases virtuales, como parte de su Responsabilidad Corporativa, el cual fue replicado en otros países de América Latina. Como resultado, 250.000 educadores fueron capacitados.
Por Gerson Rivero
/ 2 de septiembre de 2022 / 22:59
Mauricio Ramos tuvo un regreso postpandemia a Bolivia y lo hizo cargado de optimismo. Nos reprende cuando le sugerimos que los usuarios se quejan de que el país está rezagado en cuanto a la tecnología de las telecomunicaciones. Asegura categóricamente: “Bolivia no tiene rezago alguno. No sentimos ni en Tigo ni en Millicom que Bolivia pueda o deba tener estigma alguno por estar rezagado”.
Ramos es el director ejecutivo de Millicom Group, un conglomerado de las telecomunicaciones, que entre su holding de compañías se encuentra la telefónica Tigo. El optimismo que le genera Bolivia se manifiesta en su entusiasmo frente a 1.800 educadores que participan del encuentro [email protected] [email protected], una iniciativa boliviana para dar soporte a los educadores sobre la enseñanza virtual, que servirá de ejemplo para otros países donde se encuentra Tigo.
“Con Tigo llevamos 31 años en Bolivia invirtiendo de manera decidida y comprometida. En nuestra visión, Bolivia no tiene rezago alguno y, por el contrario, tiene la capacidad de salir adelante en temas digitales de vanguardia por encima de muchos de sus pares en la región”, asegura Ramos.
Ofrece cifras para darle respaldo a su postura. Por ejemplo, que en siete años se ha construido una red de fibra en Bolivia que hoy cubre 1.7 millones de hogares. “Solo este año estamos construyendo fibra que llegará a unos 265.000 nuevos hogares y creemos que en los siguientes años podemos invertir para aumentar esa cifra en otros 500.000 hogares para que los bolivianos tengan una fibra residencial que llegue a más de 2.2 millones de hogares, fibra de última generación”, afirma.
En los últimos años Tigo ha desplegado una red de datos 4G que llega hoy a las 340 cabeceras municipales de todo Bolivia y el 70% de sus clientes hacen uso de redes de datos. “Ningún rezago”, vuelve a insistir.
El ejecutivo de telecomunicaciones hace notar que los norteamericanos y los europeos apenas están empezando a utilizar su teléfono móvil para hacer pagos, mientras en Bolivia ya existe un millón de usuarios que utilizan su teléfono para hacer pagos móviles digitales. El año pasado, ese millón de usuarios movió transacciones digitales celulares por 1.000 millones de dólares en Bolivia. “Este año y el año entrante estamos invirtiendo para que, en todos los pequeños espacios comerciales, como cafeterías o puntos de comercio, grandes y pequeños, haya códigos QR y los teléfonos puedan ser utilizados como una forma de pagar todas las transacciones”, adelanta.
Tigo fue elegida la mejor empresa para trabajar en Bolivia según el ranking de Great Place To Work.
“Tenemos una convicción en Tigo, a nivel mundial, que una empresa de nuestro tamaño tiene que entregarles a todos sus constituyentes algo que les haga sentir que esa empresa tiene beneficios para todos”, explica. “A nuestros accionistas tenemos que entregarles un retorno sobre la inversión. A los usuarios hay que entregarles conectividad y buen servicio. Por eso medimos de manera detallada que tan bueno es nuestro servicio. A la comunidad, en este caso a Bolivia, hay que entregarle lo que yo llamo ‘autopistas digitales’. Que el país sepa que este operador va a invertir en fibra para los hogares, en tecnología para los celulares, en ‘Data Centers’ para los negocios o en Tigo Money para la inclusión financiera. El país tiene que sentir que hay una empresa que está ayudando al desarrollo”.
El cuarto núcleo son los mismos empleados. Sostiene que éstos deben sentir que trabajan en una empresa que se compromete con sus comunidades y con ellos mismos en su desarrollo personal.
Ramos participó en una cita que reunió a alrededor de 1.800 educadores que forman parte del programa [email protected] [email protected], una iniciativa nacida en Bolivia para darle herramientas digitales básicas a los profesores para que puedan impartir clases de manera virtual, a raíz de la pandemia del coronavirus.
Uno de los grandes problemas que enfrentó el mundo, no solo Bolivia, fue que los profesores se encontraron sin herramientas, sin conocimiento, sin formación, para dar clases digitalmente a sus alumnos, que ahora tenían que aprender desde sus casas. Y esto no era un problema solo de los países subdesarrollados. Los profesores de colegios privados, en los países más desarrollados, tampoco sabían cómo enseñar digitalmente, recuerda Ramos. La respuesta del equipo Tigo de Bolivia fue crear un programa para darle herramientas a los maestros, como parte de su Responsabilidad Corporativa.
“Nunca nos imaginamos la dimensión que esto podría tomar. No han pasado dos años y se ha capacitado a 170.000 maestros y maestras sin costo alguno”, concluye.
Debora Mattos: ‘Nuestra visión es tocar la vida de las personas de todas las formas posibles’
‘Queremos que el consumidor tenga opciones y que elija lo que quiere’
Por Pablo Deheza
Imagen: THE COCA-COLA COMPANY
/ 2 de septiembre de 2022 / 04:32
Contribuir con el empoderamiento económico hasta la sostenibilidad es el gran desafío que tiene The Coca-Cola Company, empresa que esta gestión cumple 80 años en Bolivia. Las transformaciones digitales y el acompañamiento de los estilos de vida, además de otros elementos, son los que han permitido mantener a Coca-Cola como una de las líderes en el rubro de bebidas. Debora Mattos, gerente general de Coca-Cola Bolivia, Chile y Paraguay, explica los detalles.
—¿Cómo ve la situación en Chile, Paraguay y Bolivia, los tres países en los que se desempeña como gerente de The Coca-Cola Company?
—Hay muchas cosas distintas y muchas cosas parecidas, pero yo creo que, desde el punto de vista de Coca-Cola, tenemos una gran visión de sostenibilidad, primero de ayudar y de contribuir correctamente a los países y las sociedades donde estamos. Ahí, contribuyendo con el empoderamiento económico hasta la sostenibilidad, tenemos un gran desafío. Es una misión que tenemos, que es transversal a cada uno de estos países. Chile tiene ya una legislación que salió sobre la reglamentación de plásticos, pero, independientemente de esto, aunque no haya ninguna otra reglamentación es algo que sabemos que tenemos que hacer y que tenemos que desarrollar para que nuestro propio negocio sea sostenible. Hablando específicamente de Bolivia, uno de los grandes retos es seguir desarrollando, creciendo e invirtiendo en retornabilidad, justamente para garantizar y establecer nuestra visión de un mundo sin residuos y para garantizar que vamos a estar contribuyendo para la economía circular. Vamos claros con esta visión de contribuir a la sociedad, a través de la sostenibilidad y esta herramienta de retornabilidad.
—¿Cómo ve que ha cambiado el mundo para Coca-Cola con la pandemia?
—Un punto importante es que Coca-Cola durante la pandemia se mostró muy resiliente a la crisis. Tuvimos muy buenos resultados y eso fue muy bueno para nosotros. Un gran cambio fue justo la digitalización. Lo que pensábamos que nos llevaría diez años, nos tomó uno o menos, incluso hasta seis meses. Tenemos un gran cliente en La Paz y justo nos hablaron cómo ellos tuvieron que desarrollar su delivery propio, para garantizar el cumplimiento al consumidor. En todo fue un gran cambio, que pensábamos que iba a tardar muchísimo, pero no, tuvimos que hacer todo más rápido. Nos cambió en los mindsets. La pandemia nos hizo repensar lo importante, la velocidad de las cosas. Muchas veces trabajamos como antes, pero ahora, con la pandemia, cambiamos el chip como personas. Para mí fue un gran cambio, que fue generado por la pandemia, del que salimos muchísimo más fuertes.
—¿Cuáles son las tendencias dominantes actualmente en el rubro en el que está Coca-Cola?
—Veo que el mundo está muy conectado, esto puede parecer cliché, pero las personas están muy conectadas y hay grupos y comunidades que logran conectarse a partir de intereses comunes. Creo que el gran desafío que vemos en Coca-Cola, como otras empresas de consumo, es justamente entender a estas personas, a estas comunidades y cómo nosotros tenemos que trabajar para resolver la tensión de la vida del consumidor. Creo que, en eso, es muy importante la diversidad de pensamiento, que nosotros en Coca-Cola siempre impulsamos, porque es imposible que tú entiendas al consumidor si tú no te conectas con él. Hay que anticipar las tendencias y yo creo que éste es el desafío. Impulsamos la diversidad porque no lograremos entender al consumidor si no tenemos personas diversas dentro de la compañía.
—¿Cómo ve la relación de Coca- Cola con la población de menos de 25 años?
—Para nosotros es importante conectarnos con la comunidad donde estamos y reflejarla. Por ejemplo, para contribuir a Bolivia debo conectarme con el consumidor boliviano, con lo que piensa y lo que quiere. Entonces, cuando hablamos de jóvenes, para mí es muy similar. Nuestro desafío y de todo nuestro equipo de marketing es entender lo que quiere cada joven, entender cómo nos podemos conectar con su vida, y podemos aprender a solucionarla y tocarla. Así, entendemos que el mundo de los games es superimportante para este joven, por lo que nos posesionamos en este universo, pero, además, el joven no es solo eso. Tocar la vida de este joven no es solamente tener un producto y que él lo consuma como lo hacemos con nuestro portafolio completo de bebidas, con gaseosas, jugos, isotónicos y todo. Puede ser así, pero también se puede tocar la vida de un joven de otras varias formas, como con un programa que tenemos, por ejemplo, de empoderamiento económico femenino, para gerentes pyme a quienes damos todo el apoyo y el soporte para la gestión de un pequeño almacén donde haya un joven. Acá en Bolivia, en todas las visitas que hicimos, yo creo que el 90% de los almacenes eran liderados por mujeres. Normalmente, ellas trabajan con sus hijos, con sus nietos. Cuando tú tocas la vida de estas mujeres, tocas la de la familia y, por ende, la de los jóvenes también. Entonces, para mí, nuestra visión es tocar la vida de las personas de todas las formas posibles.
—¿Cómo ha cambiado y evolucionado la comunicación para The Coca Cola Company?
—La penetración que tenemos en los hogares es tan grande, que tenemos una gran responsabilidad de ayudar a crecer y florecer en cada una de las economías en las que estamos. Dicho eso, para nosotros la reputación es superimportante, es lo que somos como empresa. Ahora, es muy interesante, porque con varias personas con las que hablo, siempre me dicen: “Débora, pero ¿ustedes hacen todo esto?” Bueno, eso es porque tenemos un enfoque gigante en plástico, en mundos y residuos, tenemos un compromiso en agua, en empoderamiento económico. Por ejemplo, diremos que la cifra de mujeres en América Latina es del 50%, porcentaje del cual tenemos que desarrollar 36% de mujeres de liderazgo. Dicen que no hablamos de estas cosas. Bueno, les digo que tenemos una filosofía de primero hacer y después hablar. Porque, más allá de estar reportando sobre cómo Coca-Cola está haciendo al mundo, estamos convencidos de que es nuestra responsabilidad, tenemos que hacerlo. Hacemos primero y hablamos después. Tenemos una visión y un compromiso muy fuerte cuando hablamos de la sociedad y de nuestro impacto en la sociedad. Ahora, cuando hablamos de la comunicación y de la marca como Coca-Cola o como Sprite, estamos conscientes de que evolucionó mucho. Imagínate, veo campañas de hace diez años completamente diferentes a nuestras campañas de hoy. Pero, de nuevo, evolucionar es estar en conexión con el consumidor, entender lo que quiere. Claro que hay una diversificación, porque antes estaban puros medios masivos. Hoy en día hay más comunicación en el punto de venta donde tú estás comprando: “Mira, ¿qué paso allá? Ahí está la campaña de Coca-Cola para ir al Mundial”. O si no, esta bicicleta, o cosas similares. Lo que cambió fue esta diversificación clave de las medias y, consecuentemente, la atención que debemos tener como empresa a estos cambios que están pasando. Las transformaciones son tan rápidas y las tendencias pasan y mueren velozmente. Tenemos que estar adelantados a las tendencias y, más que nada, estar conectados. A la vez creo que tenemos que aprender a fallar, porque muchas veces hay tendencias que parecen que van a acelerar, parecen tener un potencial superfuerte, pero al final duran tres meses. Tenemos que aprender a errar, y ése fue un cambio muy fuerte en nuestro mindset. Cuando hablo de largo plazo ahora, eso está abierto a estar vulnerables y fallar e intentar de nuevo.
—Supimos que lanzaron Jack & Coke, ¿qué más se viene en cuanto a desarrollo de productos?
—Creo que fue una visión muy fuerte, especialmente después de que James Quincey, que es nuestro CEO, apuntó a tener ese portafolio, de una total beverage company. Queremos dar opciones al consumidor y que elija lo que quiere. Queremos conectarnos con la vida de este consumidor. Que se despierte y tome un jugo de Del Valle o un Ades; después, en el break antes del almuerzo, que tome una Fanta; en el almuerzo una Coca- Cola y que luego salga del trabajo y pueda tomar, por qué no, un Jack & Coke. Creo que es muy importante que nuestra visión de portafolios esté muy conectada con nuestra visión, también como empresa, de conectarnos con la vida de nuestro consumidor y ser una empresa total de bebidas.
—¿Acompañar estilos de vida?
—Sí, exactamente. Estilos de vida distintos, porque cada uno, todos, somos muy únicos, somos muy diversos y únicos en nuestras diversidades. Entonces, ¿cómo entender en aquel momento esta uniqueness de cada uno? Precisamente, con esa visión de tocar la vida del consumidor.
—A propósito de los 80 años de Coca-Cola en Bolivia, ¿qué es lo más importante que está desplegando la empresa este año y qué viene?
—Estamos con resultados muy buenos en Bolivia. Estamos muy felices con nuestros socios embotelladores. Nosotros somos The Coca-Cola Company, pero tenemos a NUDELPA, tenemos a EMBOL y trabajamos juntos para ayudar a desarrollar el país como empresa ciudadana que somos. Vamos a seguir invirtiendo en Bolivia, vamos a seguir acelerando portafolios en Bolivia, vamos a seguir ampliando portafolio de retornabilidad en Bolivia, vamos a avanzar. Estamos lanzando una botella de 3 litros retornable. Lo que los ciudadanos bolivianos pueden esperar de Coca Cola es que vamos a seguir haciendo nuestros propósitos de refrescar al mundo y marcar la diferencia y vamos a seguir haciendo la diferencia en Bolivia con nuestros socios embotelladores y generando todos los trabajos que son necesarios. Hablo siempre de los trabajos de las almaceneras. Tuvimos un desayuno con ellas y ahí estaban algunas de las empresas que también son socias en capital y me emocionó mucho, porque estaban hablando de cómo nosotros les ayudamos en sus negocios. Una de ellas decía: “La gente cuando te mira parece que es superfácil abrir un negocio. Yo no apuntaba las cosas, yo apuntaba solo las cosas que vendía y ustedes me ayudaron con el programa de capacitación, me ayudaron a entender cómo debería hacer, cómo hacer la gestión, les agradezco”. En contraparte, al escuchar eso, yo pensaba que somos nosotros los agradecidos con ella. Lo que Bolivia puede esperar es que vamos a seguir no solamente expandiendo portafolios y acelerando nuestro negocio, sino también ayudando al país con esta visión. Las almaceneras son un canal muy importante, es el 50% de nuestro negocio y sabemos dónde está nuestra fortaleza y sabemos cómo contribuir con ellas.
Gerente General de Coca-Cola Bolivia, Chile y Paraguay
José Carlos Márquez: ‘La nueva fábrica Quantum Batteries brindará baterías de litio recargables a vehículos eléctricos’
Quantum batteries, celdas de litio con software Boliviano
Por Pablo Deheza
Imagen: INDUSTRIAS QUANTUM MOTORS S.A.
/ 26 de agosto de 2022 / 04:09
La transición energética está a la vuelta de la esquina y el gran desafío de nuestro tiempo es prepararnos para ese cambio. Es aquí precisamente que Industrias Quantum Motors S.A. dice presente, avizorando una nueva era que se aproxima a pasos agigantados. La energía podrá ser generada, almacenada y utilizada de múltiples maneras y, para ello, se debe estar a la vanguardia, aportando en el cuidado del medio ambiente, la sostenibilidad y rentabilidad de los emprendimientos. Bajo estos preceptos nace la nueva fábrica de baterías de litio “Quantum Batteries”, para producir unidades recargables a todo tipo de vehículos eléctricos, tanto al mercado nacional como a otros en Sudamérica. El gerente general y fundador de Industrias Quantum Motors S.A., José Carlos Márquez, explica los detalles, las inversiones y los logros alcanzados, entre otros aspectos relevantes relacionados con esta empresa boliviana, pionera en la fabricación y comercialización de vehículos eléctricos.
—¿Cómo ve la situación global del cambio de matriz energética en la actualidad?
—Actualmente, la matriz energética sigue gobernada por los combustibles fósiles; sin embargo, en los últimos años se ha visto un incremento en el uso de energías renovables, así como el mejoramiento de la eficiencia energética en los procesos industriales. Por esto es posible que estemos en un punto de quiebre en el comportamiento energético mundial. La búsqueda de nuevas alternativas energéticas se ha visto acelerada por el conflicto bélico en Ucrania y el subsecuente incremento en los precios de los combustibles a nivel mundial.
—¿Cómo ve la situación de la producción de vehículos a nivel global?
—La industria del automovilismo se caracteriza por estar a la vanguardia de los avances tecnológicos y este año no es distinto. Las grandes marcas a nivel mundial se encuentran apostando cada vez más fuerte por los vehículos eléctricos y están logrando obtener precios más competitivos para éstos, en relación con los clásicos coches de combustión interna.
—¿Cuál es la situación de la producción de vehículos eléctricos en Sudamérica?
—Sudamérica se ha caracterizado, por muchos años, como un centro de producción de vehículos para las marcas más grandes a nivel mundial. Por ello, la oferta de marcas regionales es limitada en el presente. Ahora, Sudamérica se encuentra en el inicio del proceso de adopción de esta nueva tecnología, por lo que las ventas de vehículos eléctricos se encuentran elevándose año tras año y la tendencia es que esto se siga incrementando.
—¿Cuáles son las principales oportunidades identificadas por Quantum para crecer y expandirse? ¿Cuáles son los nuevos mercados a los que apunta?
—Consideramos que el crecimiento y la expansión de la empresa estarán ligados al diseño, fabricación y comercialización de vehículos eficientes y seguros. De esta manera, podremos generar mejoras en el transporte urbano a nivel latinoamericano mientras aportamos en el cuidado del medio ambiente. Estamos en el inicio de la era en la cual la energía podrá ser generada, almacenada y utilizada de múltiples maneras y por ello queremos estar a la vanguardia de los cambios energéticos existentes. En estos momentos nos encontramos trabajando en la nueva fábrica de baterías de litio “Quantum Batteries” para poder brindar baterías recargables a todo tipo de vehículos eléctricos con la intención de abastecer el mercado interno, además de otros mercados en Sudamérica. Actualmente estamos en Paraguay, Perú, El Salvador y estamos entrando a México, que son países elegidos estratégicamente para nuestro plan de expansión.
—¿Cuáles son los principales productos de Quantum en 2022 y qué se viene para 2023?
—Es difícil decir cuáles son nuestros principales productos por la gran aceptación que todos están teniendo en la clientela, pero en este momento podríamos destacar nuestros tres modelos de automóviles eléctricos, vehículos de carga eléctricos y nuestra gran variedad de motocicletas y bicicletas eléctricas. Para 2023 tenemos la intención de diversificar todos nuestros modelos para poder ofrecer a los clientes vehículos con una mayor autonomía, velocidades máximas y diseños innovadores.
—¿Con qué nivel de producción espera Quantum concluir 2022?
—Esperamos terminar con 500 vehículos producidos y 2.000 entre motos y bicimotos eléctricas.
—¿Cuáles son las principales inversiones, objetivos y logros de Quantum en 2022?
—Este año nos trajo gratas noticias ya que obtuvimos una mayor participación en el mercado local, inauguramos la fábrica de baterías de litio recargables, tuvimos la oportunidad de expandirnos a otros países de Sudamérica y nuestros clientes se encuentran satisfechos con los vehículos comprados, por lo cual nos encontramos sumamente satisfechos con el trabajo realizado hasta el momento. Tenemos la voluntad de seguir trabajando duramente en la mejora continua de nuestros productos, para poder ofrecer una mayor variedad de vehículos que cada vez se adapten mejor a las necesidades de la sociedad boliviana.
—¿Cuáles son las características más relevantes de los vehículos producidos por Quantum?
—Nuestros vehículos están diseñados como medios de transporte urbano y es por eso que son eficientes en el uso de la energía acumulada y en el uso de su espacio, son económicos para la compra y son económicos en el uso cotidiano. Finalmente, son amigables con el medio ambiente al no emitir gases de efecto invernadero.
—¿Cómo se provee Quantum de las baterías que requieren los vehículos que produce?
—A partir de este año, Quantum Batteries, localizada en la ciudad de Cochabamba, tiene la capacidad de producir todas las baterías que nuestros vehículos vayan a utilizar, lo que nos permite mejorar muchas de las especificaciones previas. A la vez, garantizaremos el correcto y prolongado funcionamiento de las baterías. La empresa Quantum Batteries también tendrá la capacidad de abastecer las necesidades de vehículos eléctricos que no sean parte de la familia Quantum, por lo que ahora podemos producir las baterías de manera local bajo requerimientos flexibles del cliente.
—¿Cómo ve la situación del litio boliviano?
—Como boliviano, lo veo con esperanza y tengo muchas ganas de que logremos entrar en el mercado mundial a escala industrial al poseer las reservas más grandes de litio en el planeta. Por otro lado, como Quantum, tenemos toda la intención de fabricar nuestras baterías y vehículos con material 100% boliviano, en el futuro más cercano posible, para así demostrar al mundo que los productos bolivianos pueden competir en calidad con cualquier empresa o país. Existen muchas características de nuestro salar de Uyuni que aportan dificultades técnicas al proceso de extracción de litio, por lo que en este momento se está avanzando en el estudio de nuevas metodologías, para poder pasar de plantas piloto a plantas de tamaño industrial con precios competitivos a nivel internacional.
—¿Cuánto cuesta un vehículo estándar de Quantum y qué facilidades pueden encontrar los consumidores con la banca?
—El E4, que es nuestro auto más vendido, tiene un precio de $us 7.500, pero incluimos el pago de cinco años de impuestos municipales y cinco años de electricidad. Es decir, por cinco años la gente no se preocupa de impuestos ni electricidad, es como que te regalaran la gasolina para el auto.
—¿Cómo ve la situación económica del país ahora, en relación con el momento previo a la pandemia y durante las medidas de confinamiento por la pandemia?
—En este momento la situación económica se encuentra mejorando lentamente, nosotros estamos empezando a ver atisbos de recuperación en el mercado y en la clientela. El impacto de la pandemia fue muy grande e inesperado para todos, nadie realmente sabía su desenlace o duración y por ello los gastos de la población fueron muy medidos durante todo ese periodo. Poco a poco esperamos que el dinamismo económico se vaya incrementando y generando movimiento de activo circulante para la población y empresas.
—¿Cómo afectó la pandemia al trabajo al interior de Quantum y cuáles son los principales aprendizajes que dejó esa experiencia?
—Inicialmente el trabajo se vio interrumpido, la incertidumbre se apoderó de toda la empresa y el miedo rodeaba a todos dentro y fuera de la empresa, lo que generó una inestabilidad emocional y financiera en la mayoría de la población. Durante el periodo de pandemia se tuvieron pérdidas. Sin embargo, las enseñanzas que nos dejó la pandemia fueron aún más valiosas. Si tuviera que destacar alguna enseñanza que nos dejó la pandemia sería que uno no debe salir siempre de los problemas solo. No debemos tener miedo de pedir ayuda cuando así lo necesitemos. Es más fácil cambiar la realidad actual si uno está acompañado y avanza con la misma visión hacia el futuro.
—¿Cómo se ve Quantum en 2025 y 2030?
—Vemos a Quantum como el líder de electromovilidad urbana en Latinoamérica, dando mucho empleo al talento boliviano, que hay de sobra y que cada vez nos sorprende. Los planes incluyen establecer más ensambladoras en otros países. Pensamos en un futuro próximo tener más modelos para poder satisfacer diferentes necesidades y gustos de la gente. Vemos a más empresas tipo Quantum en Bolivia y un país líder en electromovilidad.
—¿Cuáles son sus recomendaciones para los emprendedores jóvenes de Bolivia?
—Yo soy un creyente de que la fuerza motriz de un emprendedor no debe ser moverse solo por dinero, debe ser la intención de cambiar las cosas que están mal, de satisfacer las necesidades de los clientes y enamorarse del trabajo que uno realiza. Deben escuchar verdaderamente a los clientes. Nos dan mucha información al hablar con ellos y, si los sabemos escuchar, podemos realmente ahorrar mucho tiempo y recursos en el desarrollo de nuestros productos. Sean sinceros con ustedes mismos para poder aceptar sus errores y construir mejoras a partir del aprendizaje que nos dejan los errores aprendidos.
Gerente General y fundador de Quantum Motors S.A.
La transición energética global requiere avanzar hacia los EV's como forma dominante del transporte de personas. En 2035 el mundo dejará de producir automóviles de combustión interna.
Por Gerson Rivero
/ 19 de agosto de 2022 / 23:07
Los vehículos modernos que funcionan con gasolina desperdician la friolera del 80% de la energía de su combustible. Por cada litro bombeado en el tanque, solo una taza se utiliza para mover el vehículo hacia adelante. En términos económicos, por un galón de gasolina de $us 5, solo $us 1 lo acerca a su destino.
  La mayor parte de la energía del combustible termina en forma de calor y solo una pequeña fracción llega a las ruedas. El motor mismo se calienta; se necesita un sistema de refrigeración para gestionar el exceso de calor; y el calor se dispersa a través del radiador y expulsa el escape. Todo ese calor proviene de la gasolina y nada ayuda a propulsar el vehículo.
 En los vehículos eléctricos, la energía ingresa en forma de electricidad y de ahí pasan a alimentar directamente el tren motriz. Como no necesitan convertir una forma de energía en otra y consumen energía solo cuando están en movimiento, son mucho más eficientes y no emiten dióxido de carbono.
De ahora en adelante, todo el trabajo que pueda ser automatizado, será automatizado.
Por Óscar Fuente
/ 19 de agosto de 2022 / 22:58
Si 2020 fue el año de la aceleración de la propagación de la tecnología en la sociedad y 2021 ha sido en el que se ha consolidado esta tendencia, 2022 es del inicio de la nueva era digital, el de la Web 3.0. La velocidad del cambio cambió y el ritmo de la evolución tecnológica se aceleró, mucho más de lo que la Ley de Moore predecía. Y para no perder el tren hay que estar al tanto de cuáles serán las tendencias tecnológicas para la próxima década 2022-2030, ¡Aquí las descubrirás todas!
La transformación digital es un hecho y es importante que las empresas sean conscientes de ello. ¿Cómo hacerlo? Una primera medida debe ser a través de la formación a los empleados para que aprendan nuevas skills y para que salgan de su zona de confort.
Por más inversión en tecnología que se realice o que se automaticen procesos, si la organización no está preparada, no podrá enfrentar la transformación digital.
La Web 3.0 es la tercera generación de servicios de Internet para páginas web y aplicaciones. Se centrará en el uso de una comprensión de datos basada en máquinas para proporcionar una Web semántica y datificada. El objetivo final de la Web 3.0 es crear sitios más inteligentes, conectados y abiertos.
La implementación de tecnologías como la realidad virtual, realidad aumentada, NFTs, DeFi, blockchain y más harán que cambiemos la forma en que naveguemos por Internet.
La descentralización de la mano de obra del blockchain es la base de la Web 3.0. Permite la desintermediación y facilita la interoperabilidad de forma transparente. Además, también permite la creación de aplicaciones descentralizadas Dapps, las finanzas descentralizadas DeFi y los metaversos descentralizados como Decentraland.
Tanto los bienes fungibles como los no fungibles pueden ser tokenizados. Esto permite agilizar las transacciones y las operaciones B2B2 C2C.
Los metaversos son una de las tendencias tecnológicas más sonadas de este 2022. El metaverso no es nada nuevo. Sin embargo, la fusión de esta tecnología con la Web 3.0 hará que cambiemos la forma en cómo hacemos las cosas y en la que interoperamos económicamente. Además, potenciará la economía creativa a través de los NFTs.
Otra de las tendencias empresariales para los próximos años es el Internet de las cosas y el 5G, aunque durante los últimos años ya hemos sido testigos de cómo a través de aplicaciones conectadas entre sí se crean redes de información y conocimiento más eficientes e inteligentes. Esta tecnología comenzará a alcanzar todo su potencial al abrazo del 5G.
Con la ansiada llegada del 5G se abre un mundo de oportunidades para un mundo hiperconectado. Los datos que vamos a gestionar van a ser ingentes y nos van a permitir desarrollar novedosas soluciones y mejorar la gestión a un nivel jamás soñado.
Los algoritmos y la toma de decisiones automatizada basada en métricas toman el control de todo. Crear un buen modelo de crecimiento e identificar las métricas correctas será clave.
Además, reduce la fricción entre el usuario e Internet, facilitando la comunicación y la experiencia.
La inteligencia artificial es un conjunto de numerosas tecnologías capaces de ofrecer soluciones a problemas cada vez más complejos. Algunas de las tecnologías con gran influencia en el desarrollo de la inteligencia formativa en 2022 serán el diseño asistido por IA, el desarrollo aumentado de IA, ontologías y gráficos, datos pequeños, IA compuesta, IA generativa, entre otros.
Otras tendencias de innovación empresarial que debemos tener en cuenta son la realidad virtual y la realidad aumentada. La realidad virtual sumerge al individuo en un entorno, mientras que la realidad aumentada agranda el entorno de los usuarios.
Se prevé que las empresas utilicen más esta tendencia en sus estrategias de marketing para hacer conexiones más fuertes y duraderas. A medida que el mundo se adapta a las limitaciones de la nueva normalidad, la RA puede desempeñar un papel bastante importante en nuestras interacciones diarias.
Hay estudios que dicen que la mitad de los consumidores están dispuestos a pagar más por un producto si ofrece la experiencia de realidad aumentada.
La economía de la revolución digital pasó de ser descentralizada por la tecnología TCP/IP a que los usuarios permitiésemos que empresas como Google o Facebook la centralizasen y dominasen el mundo. Este tipo de empresas se ha dedicado a robarnos nuestro tiempo, creando aplicaciones como Instagram, tan absurdas y usando técnicas de neuromarketing para que nos encachemos a la pantalla cual droga dura o como hicieron los ingleses con la colonización de Indochina con el opio.
Y ganan muchísimo dinero con nuestro tiempo y somos el mejor trabajador, sin contrato, sin seguridad social, sin derechos y mientras tanto ellos se enriquecen mientras nos roban nuestras vidas. La descentralización convertirá el tiempo en una nueva moneda. Si bien aún no está del todo desarrollado, ya existen navegadores que te pagan por usarlos o juegos play to earn que nos pagan por nuestro tiempo o escuelas digitales que pagan a los aprendices y maestros por enseñar y aprender.
La inteligencia artificial, la robótica, el Internet de las Cosas y la automatización industrial crecen rápidamente. Según World Economic Forum, en 2025 un 50% de los trabajos serán desarrollados por máquinas.
De ahora en adelante, todo el trabajo que pueda ser automatizado será automatizado y todos los trabajos de bajo valor desaparecerán. Los trabajos no se perderán, se transformarán.
Las soluciones RPAT (Robotic Process Automation) han sido las grandes desconocidas de la automatización empresarial. Su enfoque propone una aproximación diferente para la automatización de procesos porque ya no pretende cambiarlos, sino automatizarlos.
‘El mundo dependerá casi por completo de China para la producción de paneles solares hasta 2025’
Las inversiones que se requieren bordean los $us 120.000 millones hasta 2030
Por Pablo Deheza
Imagen: AFP
/ 19 de agosto de 2022 / 03:57
El reciente reporte especial de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por su sigla en inglés) sobre las cadenas de suministro para la producción de dispositivos de energía solar fotovoltaica identifica los desafíos que enfrentan los países en el camino a la transición energética rumbo al cero en emisiones netas de carbono hasta 2050. La diversificación, rentabilidad, sostenibilidad y las políticas públicas son elementos centrales.
La capacidad mundial de fabricación de energía solar fotovoltaica se ha trasladado cada vez más desde Europa, Japón y Estados Unidos hacia China en la última década. China ha invertido más de $us 50.000 millones en renovar su capacidad de suministro fotovoltaico. Esto es 10 veces más que en Europa y creó hasta 300.000 empleos en puestos de fábrica en toda la cadena de valor de la energía solar fotovoltaica desde 2011.
Hoy, la participación de China en todas las etapas de fabricación de paneles solares, tales como polisilicio, lingotes, obleas, células y módulos, supera el 80% del total en el mundo. Esto es más del doble de la participación de China en la demanda fotovoltaica global. Además, el país es sede de los 10 principales proveedores del mundo de equipos de fabricación de energía solar fotovoltaica.
China ha sido fundamental para reducir los costos de esta fuente energética en todo el mundo, con múltiples beneficios para la transición hacia energías libres de emisiones de dióxido de carbono (CO2).
Políticas.
Las políticas de gobierno en China han dado forma a la oferta, la demanda y el precio de la energía solar en la última década. Políticas industriales centradas en este sector estratégico y la creciente demanda interna han permitido economías de escala y se apoyó la innovación continua en toda la cadena de suministro. El resultado es una reducción de costos de más del 80%, ayudando a que la solar fotovoltaica se convierta en la tecnología de generación de electricidad más asequible en muchas regiones del mundo.
Sin embargo, esto también generó desequilibrios entre la oferta y la demanda en la cadena de suministro fotovoltaica. La capacidad global para la fabricación de obleas y células superó la demanda en al menos un 100% a finales de 2021. Por el contrario, la producción de polisilicio, material clave para el sector, es actualmente un cuello de botella que ha derivado en la cuadruplicación de su precio en el último año.
Los productos de energía solar fotovoltaica son una exportación importante para China. En 2021, el valor de estas ventas superó los $us 30.000 millones, casi el 7% del comercio de China. Además, las inversiones que hizo en Malasia y Vietnam también convirtieron a estos países en grandes exportadores de esta línea. El valor total del comercio mundial relacionado con la energía fotovoltaica, incluidos polisilicio, obleas, células y módulos, superó los $us 40.000 millones en 2021, un incremento de más del 70% desde 2020.
Hoy en día, la fabricación de energía solar fotovoltaica intensiva en electricidad está alimentada principalmente por combustibles fósiles, pero los paneles solares solo necesitan operar durante cuatro a ocho meses para compensar sus emisiones de fabricación. Este periodo de recuperación se compara con el promedio vida útil del panel solar de alrededor de 25 a 30 años. La electricidad proporciona el 80% del total de la energía utilizada en la fabricación de módulos solares, la mayoría consumida en la producción de polisilicio, lingotes y obleas porque requieren calor a altas y precisas temperaturas.
Hoy, el carbón genera más del 60% de la electricidad utilizada para la fabricación de energía solar fotovoltaica, significativamente más que su participación en la generación de energía global (36%). Esto se debe en gran parte a que la producción fotovoltaica se concentra en China, principalmente en las provincias de Xinjiang y Jiangsu, donde el carbón representa más del 75% del suministro eléctrico anual y se beneficia de tarifas gubernamentales favorables.
La continua innovación liderada por China ha reducido a la mitad la intensidad de las emisiones de fabricación de energía solar fotovoltaica desde 2011. A pesar de estas mejoras, las emisiones absolutas de CO2 generadas en la fabricación casi se han cuadruplicado en todo el mundo en ese periodo, en la medida que la producción en China se ha expandido. Con todo, la manufactura de módulos solares representó solo el 0,15% de las emisiones globales de CO2 relacionadas con la energía en 2021. A medida que los sistemas de energía en el mundo tengan menos emisiones, la huella de carbono de la fabricación fotovoltaica deberá reducirse respectivamente.
Objetivos.
Para cumplir con los objetivos internacionales de energía y hacer frente al cambio climático se requiere el crecimiento de la energía solar fotovoltaica a una escala sin precedentes. Esto a su vez exige una enorme expansión adicional en la capacidad de producción, lo que plantea preocupaciones sobre la capacidad del mundo para desarrollar rápidamente cadenas de suministro resilientes.
Las adiciones de capacidad deben más que cuadruplicarse a 630 gigavatios (GW) hacia 2030, para adecuarse a la hoja de ruta de la IEA para alcanzar el cero neto en emisiones de carbono en 2050. Así, la capacidad global de producción de polisilicio, lingotes, obleas, celdas y módulos tendría que superar su duplicación sobre lo que se tiene actualmente para 2030. A medida que los países aceleran sus esfuerzos para reducir las emisiones, deben asegurarse de que su transición hacia un entorno sostenible se construya sobre cimientos seguros.
El mundo dependerá casi por completo de China para la producción de paneles solares hasta 2025. La participación de China en polisilicio, lingotes, obleas y otros a nivel mundial alcanzará casi el 95% en 2025. Hoy, la provincia china de Xinjiang aporta con el 40% en la fabricación global de polisilicio. Además, uno de cada siete paneles producidos en todo el mundo es fabricado por una sola instalación. Este nivel de concentración, en cualquier cadena de suministro global, representaría una vulnerabilidad considerable.
La demanda de minerales críticos de la energía solar fotovoltaica aumentará rápidamente en el corto plazo. A pesar de las mejoras en el uso más eficiente de materiales, el requerimiento está destinado a expandirse significativamente. Por ejemplo, la demanda de plata en 2030 podría superar el 30% del total de la producción mundial en 2020. Este rápido crecimiento, combinado con largos plazos de entrega para proyectos mineros, aumenta el riesgo de suministro y desajustes de la demanda, lo que puede conducir a escaladas de precios y escasez de los suministros.
La sostenibilidad financiera a largo plazo del sector de fabricación de energía solar fotovoltaica es crítica para la transición hacia energías limpias, de manera rápida y rentable. El comportamiento del sector solar, en todos los segmentos de la cadena de suministro, ha sido volátil, resultando en varias quiebras. Este factor puede incidir en la desaceleración del cambio de la matriz energética global, si las empresas no están dispuestas a invertir debido a los bajos rendimientos o son incapaces de soportar cambios repentinos en las condiciones del mercado.
Las restricciones comerciales se están expandiendo, con el riesgo de un despliegue más lento de la energía solar fotovoltaica. En la medida en que el comercio es fundamental para proporcionar los diversos materiales necesarios para fabricar paneles solares y entregarlos a los mercados finales, las cadenas de suministro son vulnerables a los riesgos de las políticas comerciales de los países.
Las recientes interrupciones en la cadena de suministro han planteado preguntas importantes. La crisis de la pandemia, los precios récord de las materias primas y la invasión rusa a Ucrania acaparan el centro de la atención. Los países pueden mejorar su resiliencia invirtiendo para diversificar su producción e importaciones.
Se prevé que las nuevas instalaciones de fabricación de energía solar fotovoltaica atraerán una inversión de alrededor de $us 120.000 millones hasta 2030. Esto implica que los niveles de inversión anual deben duplicarse a lo largo de la cadena de suministro. Sectores críticos como el polisilicio, lingotes y obleas serán los más atractivos para cubrir la creciente demanda.
La industria de la energía solar fotovoltaica tiene el potencial de generar 1.300 puestos de trabajo de fabricación por cada gigavatio de capacidad de producción. El sector puede llegar a tener un millón de empleos directos para la producción en 2030.
Actualmente, la competitividad de costos en la fabricación de energía solar fotovoltaica es un desafío clave para diversificar las cadenas de suministro. China es el más competitivo en costos, donde son un 10% más bajos que en India, un 20% más bajos que en Estados Unidos y un 35% más bajos que en Europa. Existen grandes variaciones en los costos de energía, mano de obra, inversión y gastos generales que explican estas diferencias. Con todo, en ausencia de incentivos financieros y apoyo a la producción, la rentabilidad de los proyectos de fabricación es reducida fuera de China y algunos países del sudeste asiático.
La electricidad con bajo costo es clave para la competitividad de los principales pilares de la cadena de suministro de la energía solar fotovoltaica. La diversificación del polisilicio altamente concentrado en lingotes y obleas beneficia la seguridad del abastecimiento. La electricidad representa más del 40% de los costos de producción del polisilicio y casi el 20% de los lingotes y obleas. Alrededor del 80% de la electricidad involucrada en la producción de polisilicio hoy en día es consumida en las provincias chinas a un precio promedio de electricidad de alrededor de $us 75 por megavatio hora (MWh). Esto es casi un 30% por debajo del precio industrial global promedio. Mantener la competitividad en estos segmentos requiere que los fabricantes tengan acceso a electricidad con costos comparables o más bajos.
Los fabricantes de paneles solares también pueden utilizar sus productos para generar su propia electricidad renovable en el sitio y, por lo tanto, reducir sus facturas de electricidad y emisiones.
El reciclaje de paneles solares fotovoltaicos ofrece beneficios ambientales, sociales y económicos. Si los paneles fueran recolectados sistemáticamente al final de su vida útil, los materiales reciclados podrían satisfacer más del 20% de la demanda de la industria en aluminio, cobre, vidrio, silicio y casi el 70% de plata entre 2040 y 2050.
Los altos precios de las materias primas y los cuellos de botella en la cadena de suministro provocaron un aumento de alrededor del 20% en los precios de los paneles solares durante el último año. Estos desafíos han resultado en retrasos en las entregas en todo el mundo. A nivel global, las políticas de apoyo a la energía solar fotovoltaica hasta la fecha se han centrado principalmente en aumentar la demanda y reducir los costos. Sin embargo, también se necesitan cadenas de suministro resilientes y sostenibles para garantizar la entrega oportuna y rentable de paneles solares. Por lo tanto, los gobiernos deben centrar su atención en garantizar la seguridad de los suministros de energía solar fotovoltaica como parte integral de las transiciones de energía limpia. Los países deberían considerar evaluar sus vulnerabilidades y riesgos en la cadena de abastecimiento de energía solar fotovoltaica doméstica y desarrollar estrategias para encarar los nuevos y crecientes desafíos.
A sus casi 41 años, Williams salvó hasta cinco pelotas …
Por AFP / 2 de septiembre de 2022
Daynor desapareció el 1 de septiembre de 2021. Sus padres …
Ciudades | Por Judith Ochoa / 2 de septiembre de 2022
"Estamos aquí para manifestar nuestro repudio de los pueblos libres …
Nacional | Por Paulo Cuiza / 2 de septiembre de 2022
Ríos y pozos subterráneos de la zona se han secado …
Mundo | Por AFP / 2 de septiembre de 2022
© 2020 La Razon Bolivia

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.