Connect with us

BOLIVIA

Adolescentes prefieren “chip” y condón como anticonceptivos – Opinión Bolivia

“Doctora, ¿tienes el ‘chip’? Quiero usar eso”. Adolescentes mujeres prefieren el implante subdérmico como método anticonceptivo.
“¿Aquí venden o dan gratis el condón?”. Adolescentes hombres buscan los preservativos.
El implante subdérmico, dnominado “chip” y los condones son los mñetodos anticonceotivo preferidos por los adolescentes de acuerdo con los datos registrados en el centro de Salud Quintanilla, donde está uno de los siete centros de Atención de Atención Integral y Diferenciada de Adolescentes (AIDA) del municipio de Sacaba.
Estos consultorios funcionan en Sacaba desde hace poco, están en la primera etapa. Pero, atienden a adolescentes desde antes.
En octubre del 2021, la Alcaldía sacabeña firmó un convenio con la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) para llevar adelante el proyecto “Promoviendo la igualdad de género para el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de adolescentes en Bolivia”, una propuesta en beneficio de la salud y el bienestar de las y los adolescentes de Sacaba.
Estos consultorios son espacios adecuados para los adolescentes, ambientes cómodos donde pueden acudir sin temor, ni vergüenza ni prejuicios. Esta población es considerada desde los 12 o 13 años hasta menos de 19, aunque, en algunos casos, desde antes.
La encargada de Programas de Salud de la Alcaldía de Sacaba, Lourdes Ayma, manifestó que el objetivo principal de habilitar estos consultorios es brindar información y orientación para reducir el embarazo adolescente; además de dar atención en los casos que se presenten.
Explicó que los adolescentes pueden acceder a los métodos anticonceptivo de manera gratuita, considerando que se implementa el Sistema Único de Salud (SUS). Con su inscripción en el SUS, son atendidos directamente en el centro AIDA, sin necesidad de filas.
LOS MÉTODOS
La directora del Centro de Salud, Quintanilla, Judith Canelas, informó que los adolescentes inician su vida sexual a los 13 años y que registraron embarazos de personas de 14 años.
Reconoció que los adolescentes ya están informados sobre el tema de los anticonceptivos. “Pero, siempre les queda alguna duda, y esa es la que nosotros despejamos. Se les explica, como a todo paciente, sobre todos los métodos anticonceptivos con los que contamos”.
La profesional dijo que las mujeres prefieren el “chip”.
“Es lo que más utilizan. Indican que es más cómodo, no se olvidan porque eso te dura cinco años; no hay muchas molestias. Lo único que sí les advertimos es de las infecciones de transmisión sexual que, para eso, sí tendrían que usar el condón”.
El “chip” o implante subdérmico es una varilla del tamaño de un fósforo, que se coloca en la cara interna del brazo de la mujer, y libera una hormona que inhibe la ovulación. “Sin ovulación, no hay fecundación. Por tanto, no hay embarazo”.
En este caso, el personal de salud debe realizar un procedimiento quirúrgico menor, utilizando anestesia local. Es una intervención sencilla que puede durar 10 minutos. El implante ofrece comodidad y un alto grado de seguridad durante cinco años.
Entretanto, los hombres acuden más por los condones.
El condón masculino es una funda delgada de látex que se utiliza para cubrir el pene erecto en cada relación sexual, de esta manera se evita la unión de los espermatozoides con el óvulo. Mientras, el condón femenino es una funda de poliuretano que se coloca la mujer dentro la vagina para evitar la entrada de los espermatozoides al útero.
Un tercer anticonceptivo de preferencia de los adolescentes son las píldoras. Estas pastillas son hormonas que las mujeres toman diariamente para evitar que el óvulo madure y salga al ovario. La mujer debe comenzar el paquete de pastillas dentro de los primeros cinco días desde el inicio de la menstruación; debe tomar una pasilla cada día, tenga o no relaciones sexuales. Sin olvida tomar una píldora, deberá tomarla lo antes posible y usar un método de respaldo como el condón.
Sin menos requeridos, pero también estén los inyectables, como los trimestrales. La inyección contiene hormonas y se plica cada tres meses después de la primera aplicación por vía intramuscular. Debe ser aplicado por personal de salud, que explicará la posibilidad de efectos secundarios.
Por otro lado, los centros AIDA, en caso de requerirlo, refieren pacientes al hospital de segundo nivel para colocar la T de cobre.
Canelas describió que hombres y mujeres acuden a la par por orientación de este tipo.
El SUS cubre los métodos anticonceptivos para los adolescentes, quienes pueden acudir, en confianza, a despejar cualquier duda.
En el semestre reciente, solo en Quintanilla, registraron 448 adolescentes que fueron a buscar información sobre estos temas, 213 hombres y 235 mujeres.
CON LOS PAPÁS
La Directora del centro informó que los adolescentes suelen ir al consultorio acompañados por sus padres.
“Los papás también dicen ‘qué utilice mi hijo; o mi hija, para que no se embarace’. Ya son más abiertos los papás”.
Algunos adolescentes hombres fueron solos a preguntar; y luego retornaron con sus papás.
En el centro de Quintanilla hay seis médicos, entre hombres y mujeres, quienes brindan atención diferenciada a los adolescentes.
SIETE CONSULTORIOS
En Sacaba hay siete consultorios distribuidos en los diferentes distritos del municipio.
Ayma explicó que están distribuidos en los lados norte y sur de la carretera.
Están en establecimientos de salud de primer en zonas urbanas y rurales. Se trata del Centro de Salud San Juan de Dios den el Distrito 1 (D-1), Centro de Salud Quintanilla (D-2), Centro de Salud Huayllani (D-4), Centro de Salud El Abra (D-6), Centro de Salud Catachilla Alta, Centro de Salud Alalay y Centro de Salud Palca (en las alturas).
El más grande es el de Quintanilla.
Contrataron una psicóloga, quien ya trabaja con talleres en las unidades educativas sacabeñas. Consideran dos colegios para cada uno de los siete consultorios AIDA.
“La psicóloga es la que va a promocionar lo que son los gabinetes de atención integral a estudiantes. Luego, se les deriva al consultorio AIDA”, dijo Ayma.
El personal está capacitado para atender y orientar a los más jóvenes en temas como el embarazo adolescente, violencia en el noviazgo, prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y otros temas, brindando un ambiente sin prejuicios, donde pueden expresarse con total libertad.
Opinión

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.