Connect with us

BOLIVIA

Bolivia: Arce denunció intento de “desestabilización” en Santa Cruz – tvpublica.com.ar

El presidente boliviano alertó que su país se encuentra amenazado por algunos actores que apuestan “por la confrontación y la violencia”, en referencia a los grupos de derecha que mantienen un paro “cívico” en el departamento de Santa Cruz. El MAS y organizaciones sindicales advirtieron que la intención de las protestas es “reeditar un golpe de Estado”.
El presidente Luis Arce realizó ante el Congreso boliviano un discurso donde rindió cuentas de su gestión al frente del Gobierno. En su exposición, el mandatario ponderó los logros alcanzados por su administración en el último año.
Pero toda la atención estuvo puesta en lo que el jefe de Estado diría respecto del “paro cívico” por tiempo indeterminado lanzado en la provincia de Santa Cruz por la derecha local, y que progresivamente escaló en virulencia durante los últimos días.
Fue cerca de finalizar su intervención en la Asamblea Legislativa Plurinacional, cuando Arce se dirigió a sus simpatizantes y arremetió contra “grupos desestabilizadores”, como se refirió a los santacruceños que protestan debido a la metodología del Censo 2023.
“La vieja derecha golpista sigue queriendo emprender aventuras golpistas en nuestro país”, dijo Luis Arce días antes en una concentración de movimientos sociales. “Ante estas acciones desestabilizadoras, provocadoras, intentonas golpistas, el Gobierno nacional responde con obras”, recalcó.
El conflicto en Santa Cruz
En esa provincia, el gobierno regional, opositor al central, reclama que se adelante a 2023 el censo que Arce planea para 2024. La oposición sostiene que su postergación perjudica la distribución de fondos públicos, dado que según sus estimaciones hay más habitantes que los que figuran en las cifras oficiales.
Aunque el gobierno de Arce brindó informes técnicos e incluso llamó a incluir a los referentes de la provincia -habitualmente conflictiva y cuna de varios intentos golpistas contra el MAS desde 2005-, estos continúan la negativa a participar y redoblaron las manifestaciones.
Los protagonistas de la convulsión interna son nombres conocidos, lanzados a la relevancia mundial tras su activa participación en el golpe de Estado contra Evo Morales, como Luis Fernando Camacho, el gobernador de la región.
Además de Camacho, detrás del paro cívico aparecen el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, y el rector de la Universidad Gabriel René Moreno, Vicente Cuéllar.
Las acciones en Santa Cruz también son apoyadas por bloqueos y protestas violentas que han dejado un número indeterminado de heridos. Además, se registraron ataques racistas por parte de los manifestantes contra indígenas ayoreos.
De acuerdo a la información suministrada por la viceministra de Comunicación boliviana, Gabriela Alcón, el paro indefinido generó pérdidas económicas que alcanzan los 570 millones de dólares.
En tanto, organizaciones sociales, confederaciones y gremios bolivianos reiteraron su respaldo a la gestión del presidente Luis Arce y del vicepresidente David Choquehuanca, mientras expresaron su rechazo al paro en el departamento de Santa Cruz.
La Confederación Nacional de Transporte Libre de Bolivia fue una de las fuertes organizaciones obreras que emitió un comunicado para rechazar el “paro cívico golpista que busca crisis para el pueblo e impunidad a los que asaltaron al Estado y masacraron al pueblo desde noviembre de 2019 hasta octubre de 2020”, escribieron.
Los logros económicos
En su discruso, Arce hizo un panorama nacional y manifestó que en sus dos años de gestión se hizo énfasis en dos aspectos fundamentales: “la producción e industrialización de productos y la demanda interna”.
También resaltó otros aspectos económicos como la devolución de aportes a las AFP, la reprogramación de créditos, las exportaciones, el programa fiscal, la deuda externa, entre otros.
De la misma forma, el dignatario afirmó que Bolivia es uno de los países con menor inflación de la región y con una de las más bajas a nivel mundial.
Un gobierno con altos índices de adhesión
La nueva encuesta de Celag, la décima que realiza la institución en Bolivia desde 2019, muestra que la sociedad boliviana continúa respaldando al Gobierno Nacional, cuya cabeza Luis Arce recoge una imagen positiva en el 47,8 % de los encuestados.
El aval de la ciudadanía se sustenta en la buena valoración de la gestión económica, la cual recibe el beneplácito de casi la mitad de los bolivianos.
Al ser consultados sobre el nivel de adhesión al actual Gobierno, 47,1 % de los bolivianos manifiesta apoyo total (30,2 %) o parcial (16,9 %), mientras que el 42,7 % declara sentir rechazo total (22,1 %) o parcial (20,6 %).
En el espacio político de la oposición los apoyos son magros: la mayor parte de quienes manifiestan rechazo contra el Gobierno actual opina que la oposición no tiene un liderazgo definido y al ser consultados sobre los sentimientos que les despiertan los principales referentes de la oposición, el 75 % manifiesta sentir indiferencia, decepción o rechazo.
En términos de clivajes ideológicos, 70 % de los encuestados creen que el Estado debería nacionalizar el litio por ser un recurso estratégico, y el 81 % considera que no debe permitirse que empresas extranjeras extraigan oro en Bolivia.
+54 (011) 4808-2500
hola@tvpublica.com.ar

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *