Connect with us

BOLIVIA

“Bolivia cumplió los requisitos para que la Unión Europea levante la exigencia del visado Schengen” – EL DEBER

Todo lo que buscas en un solo click
Nuestra señal al Vivo
Llegó hace dos años. Ha vivido la pandemia desde esta latitud del planeta, pero también la más reciente transición política y democrática del país. Ahora se respira mejor y esta vez celebró la Fiesta Nacional de España con más invitados. Los protocolos sanitarios no son tan rígidos, por eso, también se animó a conversar con EL DEBER a su paso por Santa Cruz.
—¿Cómo van las relaciones bilaterales? ¿España sigue como interlocutor ante la UE?

España es un socio de la cooperación de Bolivia y de los países de América Latina en Europa. Hace unas semanas el presidente Pedro Sánchez tuvo una reunión, en los márgenes de Naciones Unidas, con el presidente Luis Arce en Nueva York. Uno de los temas que tocaron fue las intenciones de España de cara a la presidencia de la Unión Europea. Vamos a presidir la Unión Europea el segundo semestre de 2023 y queremos volver a celebrar una cumbre entre la Europa y América Latina, un evento que desde 2015 no tiene lugar. El presiente Sánchez le informó sobre esa cumbre al presidente Arce y le pidió apoyo para trabajar con los colegas de América Latina.
— ¿Cuántos españoles viven aquí, en Bolivia; cuantos bolivianos en España y cómo anda la intención de que se levante la exigencia de visado Schengen en favor de los bolivianos?

Solemos hablar, de más o menos, de 200.000 bolivianos en España. La inmensa mayoría se encuentra en situación regular. En el Mediterráneo, en Valencia, Mallorca; en las Baleares y en Cataluña hay muchos más cruceños, mientras que, en otras regiones como Murcia, el País Vasco y Madrid hay más bolivianos del occidente.

El número de españoles residentes, sea de manera permanente o temporal, se acerca a 20.000. Más o menos repartidos entre La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Lamentablemente sigue existiendo la exigencia del visado Schengen para viajes de carácter turístico, para viajes de negocios y de corta duración. Esa exigencia sigue existiendo y deriva de la normativa que se han dado los países del área Schengen, básicamente de la Unión Europea. Somos conscientes de la conveniencia de levantar ese visado y, ahora, hay hacer comprender al resto de países del área Schengen que ya se han dado las condiciones suficientes, desde el punto de vista técnico, para poder levantar esos visados.

Bolivia ha trabajado mucho en temas de pasaportes biométricos, en garantizar la seguridad del aeropuerto y el control de la documentación con la que viajan los bolivianos. Prácticamente todas esas condiciones ya se han dado, pero lo que falta es una decisión política y hay que encontrar un momento idóneo para plantearla.

— Entonces, ¿no hay plazos?
Es un tema político. Se han dado conversaciones y, autoridades de Bolivia cada vez que mantienen reuniones con la Unión Europea plantean este tema. Es una decisión que se debe tomar por unanimidad. No basta que España sea favorable, es algo que tenemos que trabajar con todos.
— ¿España puede dar un respaldo adicional al que da la Unión Europea para la lucha antidroga? Se sabe, por ejemplo, que hay capacitación al personal de la Policía.

La lucha contra el narcotráfico es una prioridad política y de nuestra cooperación. Está presente en nuestro diálogo habitual con Bolivia. Trabajamos, tal como lo comentabas, con procesos de formación e intercambio de experiencias con la Policía Boliviana.
También tenemos una colaboración operativa muy intensa y se lleva a cabo a través de nuestro agregado de Interior en la embajada nuestra en La Paz; todo en estrecho contacto con el Ministerio de Gobierno. Se trabaja sobre todo en el aeropuerto de Santa Cruz para detectar estupefacientes con destino a España y Europa.

Esta cooperación bilateral queremos cimentar con un acuerdo contra la delincuencia organizada que incluirá la lucha contra el narcotráfico, pero también otro tipo de delitos, como, por ejemplo, la lucha contra la trata de personas, trata de mujeres y niñas con finalidad de explotación sexual y laboral entre Bolivia y España. Estamos negociando en esto momentos y que, confío, en los próximos meses podamos concluirlo.
— ¿Será un acuerdo general?

Supone un marco genérico de colaboración. Está en negociación y por eso no puedo entrar en detalles específicos. Se está negociando entre el Ministerio de Gobierno y el Ministerio del Interior en España, por su puesto, con la intervención de las cancillerías.

A parte, existe una cooperación muy intensa por parte de la Unión Europea con proyectos para fortalecer a las instituciones encargadas de la lucha contra el tráfico de drogas. Una buena parte de estos acuerdos están ejecutados por la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas. Es una fundación pública española en la que participan jueces y fiscales que están aquí para el intercambio de información y dar formación.

— Y es que varios informes revelan el incremento del narcotráfico a Europa…

Es un fenómeno que nos afecta muy directamente, por vía área como por la vía marítima. Es un tráfico que viene desde América Latina, pasando por África occidental. Muchas veces, la droga entra por España, no siempre, hay otras vías. Está el puerto de Ámsterdam, por ejemplo. Este es un tema que nos preocupa mucho y forma parte de nuestra conversación constante con Bolivia.
— España es parte de Europol. ¿Alguno de esos oficiales han estado en Bolivia con acciones, digamos, más operativas?

Sí. Es habitual que haya en este ámbito de colaboración operativa con la Policía Boliviana, que policías españoles tengan ese contacto y en ocasiones, si es necesario, se desplacen a Bolivia. No es algo excesivamente conocido ni tiene que serlo porque son operaciones policiales, pero es más habitual que haya intercambio para formación de policías. 
— ¿Cómo va la cooperación económica y de inversión?

España sigue siendo el segundo mayor inversor extranjero en Bolivia. Hemos detectado que no hay un crecimiento de las inversiones y hay que estudiar las causas. Su Majestad el Rey Felipe habló hace dos años con el presidente Luis Arce sobre esta temática.

Según el censo, Estados Unidos cuenta con 6,8 millones de personas que se declaran «originarias» o «indígenas», el 2% de la población total.

Copyright © 2022 ELDEBER.com.bo | Todos los derechos reservados.

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *