Connect with us

BOLIVIA

Bolivia: La salud mental registró 69.303 casos en 2021 – La Razón (Bolivia)

Monday 12 Sep 2022 | Actualizado a 06:17 AM
Sociedad
Monday 12 Sep 2022 | Actualizado a 06:17 AM
En el primer semestre de esta gestión, se llegó a 34.507 registros.
Efectos. Para reducir las presiones inflacionarias en el país se debe reducir gastos e impulsar la oferta.
Por Boris Góngora
Imagen: RODWY CAZÓN
/ 12 de septiembre de 2022 / 04:45
El abordaje de la salud mental siempre fue un tema complejo en la sociedad y la pandemia agudizó algunas de estas cuestiones a tal punto que la demanda de consultas por salud mental ha tenido un aumento significado en los últimos años.
La información, extraída del Sistema Nacional de Información en Salud – Vigilancia Epidemiológica (SNIS-VE) del Ministerio de Salud, da cuenta de que en la gestión 2021 se registraron 69.303 casos referidos a la salud mental, principalmente patologías de ansiedad y depresión. En 2020, año de pandemia, se registró 43.615 casos.
Al primer semestre de esta gestión, se contabilizó 34.507 casos respecto a patologías como trastornos de conducta, depresivos, ansiedad, psicóticos, consumo de sustancias psicoactivas y episodios de epilepsia.
De acuerdo con el registro del SNIS-VE, con relación a los nueve departamentos, La Paz presentaba 16.073 patologías de salud mental en 2021, seguido de Cochabamba con 13.307 y Santa Cruz 12.197. El acumulado en las otras seis regiones suma 27.726.
Así también, el informe refleja que las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir este tipo de trastornos, alcanzando los 38.995 casos respecto a los varones, que llegan a los 30.308.
Según informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia mundial de las patologías en ansiedad y depresión aumentaron un 25% en el primer año de la pandemia del COVID-19.
La presidenta del Colegio de Psicólogos de Bolivia, Verónica Alfaro, señaló que si bien estas cifras son alarmantes, hay otra que no se pueden ver y que incluso sobrepasa este indicador, debido a que ese dato solo refiere a la salud pública y no así a la parte privada.
“Si bien son datos del Ministerio de Salud referidos a la salud mental, también hay que ver que estos datos no son todos, hay una lista negra, especialmente en nuestro país, que no está acostumbrada a ir a una atención psicológica o psiquiátrica”, dijo.
Indicó que en muchas ocasiones uno piensa que todo va a pasar y tiene miedo de enfrentar las condiciones psicológicas internas y el estado emocional que padece.
“No recurrimos a pedir ayuda cuando estamos en depresión y ocasionamos, por ejemplo, conductas autolesivas que inclusive pueden llevar hasta el suicidio por no saber saberlas trabajar a tiempo”, explicó la especialista.
Por su parte, el director de la fundación Centro de Salud Mental Blanca Añez de Lozada de Santa Cruz, René Calvimontes, señaló que la crisis mental en toda Bolivia está alterada a consecuencia de la crisis política, económica, social y la pospandemia, la cual ha llevado al aumento de casos.
“En la actualidad se tiene un trastorno generalizado de ansiedad en más de un 14%. Antes solo se tenía entre 4 a 8%”, señaló.
El psiquiatra agregó que en el caso de las patologías depresivas los datos también están altísimos, sobre todo los casos referidos a conductas suicidas y parasuicidas.
“Ha subido de 3,2 a 6,5. Esto referido principalmente a la parte económica, social y falta de trabajo, que cognitivamente afecta a todo el entorno familiar en que todavía existe una relación estable”, dijo.
Acotó que la edad comprendida entre los 18 y 45 años son los más afectados por este tipo de patologías, que, de no ser atendidas, pueden convertirse en trastornos crónicos. “A partir de seis meses, cuando tienes un trastorno se transforma en crónico”.
Para el presidente del Colegio de Psicólogos de Cochabamba, Sandro Pérez, el consumo de sustancias psicoactivas está afectando a los menores de edad debido al incremento del microtráfico.
“La Defensoría de la Niñez en Cochabamba nos ha ido pasando datos en torno a esto. La Gobernación y la Alcaldía tienen programas para trabajar en lo que sería la drogodependencia y la salud mental de los estudiantes”, dijo.
A los casos de trastornos por consumo de sustancias psicoactivas, Alfaro indicó que día a día se está incrementando la venta de sustancias psicoactivas y no solo las de alcohol.
“Tenemos otro tipo de drogas lícitas e ilícitas que se expenden en el mercado negro que son de fácil acceso a nuestra juventud y no hay cómo controlarlas”, dijo.
PREVENCIÓN.
Para la presidenta del Colegio de Psicólogos de Bolivia, los profesionales en salud mental que se tiene en el sistema de salud a corto plazo no abastecen en relación con la población que existe en el país.
“Lamentablemente se piensa que no existe psicólogos aquí en La Paz. Sin embargo, tenemos 13 universidades que forman en psicología y hay el personal adecuado para encarar este tipo de problemáticas”, señaló.
Indicó que, pese a contar con profesionales de la salud mental, su gremio tiene ciertas limitaciones para el apoyo en la prevención y cuidado de la salud mental de la población.
“En el sistema de salud no estamos reconocidos como profesionales en salud, pese a que tenemos de acuerdo al Ministerio de Educación los títulos en provisión nacional. Eso limita a los psicólogos ingresar con todas las condiciones que merecemos en este sistema, así como a la población que requiere de nuestra especialidad”.
Agregó que otra de las limitaciones está en el involucramiento del gobierno y sus instancias, debido a que “solo se piensa en el psicólogo como el que da charlas, siendo que esto solo es un recurso para trabajar con el paciente de manera individual y afrontando los problemas que lleva”.
De acuerdo con el psiquiatra René Calvimontes, no existen políticas de prevención a nivel nacional en salud mental, pese a que se cuenta con bastantes profesionales en esta área.
APOYO.
Pese a estas limitaciones, el presidente del Colegio de Psicólogos de Cochabamba indicó que desde la institución han ido trabajando desde la pandemia en una red de profesionales que brinda los servicios de salud mental vía online y a través de los teléfonos de los colegiados, que de algún modo pueden prevenir el aumento de esta patología.
Alfaro indicó que, desde el Colegio de Psicólogos de La Paz, se abrió un gabinete desde la mañana hasta la tarde para atender casos a costo social e incluso gratuitos debido a que la población realmente necesita de este apoyo.
“Si hubiera más políticas de prevención, podríamos abocarnos mucho más a la población. Tenemos un país totalmente convulsionado y eso llega a depresiones y ansiedad”, dijo el profesional.
 LA OMS ACONSEJA EN SALUD MENTAL
 ¿Qué son los episodios de la salud mental y dónde recurrir?
Se movilizaron 980 bomberos forestales y 14 unidades militares para combatir los incendios registrados en esos departamentos.
Por Boris Góngora
Imagen: Gobernación de Santa Cruz
/ 11 de septiembre de 2022 / 13:01
El país amaneció la jornada de este domingo con 24 incendios activos, registrados en los departamentos de Santa Cruz, Beni, Tarija y Chuquisaca. El mayor número se registra en la región oriental.
La información fue proporcionada por el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, quien indicó que Santa Cruz registra 17 incendios en 11 municipios, Beni con cinco incendios en tres municipios, Tarija con un incendio en el municipio de Yacuiba y Chuquisaca con un incendio en el municipio de Las Carreras.
“Lo que más nos preocupa es proteger nuestras áreas de reserva natural como el caso del Parque Nacional Noel Kempff Mercado en el que se ha intervenido satisfactoriamente. Hay fuego activo en el Parque Nacional Amboró y todavía el fuego no ha ingresado en Santa Matías que está centrada en dos estancias ganaderas. En la frontera (entre) Beni y La Paz no se registra ningún incendio, (aunque) intentó ingresar a la Reserva de la Biosfera Pilón Lajas, pero fue sofocado”, dijo.
Agregó que la principal tarea es controlar los incendios en las áreas protegidas y reservas naturales, por lo que se estima que en dos días el incendio en el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Otuquis pueda ser controlada y sofocada, así como en el Parque Departamental Área Natural de Manejo Integrado Iténez, en el que se trabaja por tierra y aire para controlar los incendios registrados.
La autoridad manifestó que se desplazaron 980 bomberos en los cuatro departamentos, además de 14 unidades militares con el fin de sofocar los incendios registrados en esos cuatro departamentos. 
“Tenemos a 132 instructores, 848 bomberos forestales que vienen atendiendo de manera satisfactoria estos incendios en todo el país. Así también se han movilizado a las unidades militares”, señaló.
Tributo. La CBN fue el tercer mayor contribuyente en la gestión del pasado año.
El personal de la Cervecería Boliviana Nacional de La Paz controla el proceso de producción de esta bebida.
Por Boris Góngora
Imagen: rodwy cazón
/ 11 de septiembre de 2022 / 05:45
Después de un crecimiento constante durante los últimos años, la industria de la cerveza en Bolivia tuvo una caída del 20% de producción a consecuencia del contrabando y la pandemia del coronavirus.
La producción anual de cerveza, de acuerdo con el gerente de Cervecería Boliviana Nacional (CBN) La Paz, José Martinic, es de cuatro millones de hectolitros, frente a los cinco millones registrados antes de la pandemia.
La CBN tiene una participación del 85% del mercado nacional, con cinco plantas de cerveza, en La Paz, Santa Cruz, Tarija, Taquiña en Cochabamba y Huari en Oruro, además de dos plantas de gaseosas y una planta de envases de aluminio.
El restante 14% corresponde a la producción de medianas y pequeñas empresas cerveceras, así como la industria artesanal que no supera el 1% de producción.
Según la Memoria Anual del Servicio de Impuestos Internos 2021, entre las 100 empresas que más pagaron impuestos en 2021, la CBN que está en el puesto tres pagó Bs 1.361,6 millones, inferior a los Bs 1.553,4 millones respecto a la gestión de 2020.
Para Martinic, la industria cervecera pasa por un periodo complicado, en un principio por la pandemia del COVID-19, el cual supieron sobrellevar, pero ahora está el tema de contrabando y la adulteración de los productos, “son cosas que nos están impactando igual o en mayor medida que la pandemia”.
Señaló que más que crecimiento, la industria cervecera está pasando por una etapa de recuperación y su objetivo es repuntar a los niveles que se tenía hace tres años.
Al igual que el ejecutivo de la CBN, el presidente de la Cámara Boliviana de Pequeñas y Medianas Empresas Cerveceras (Capymecer), Arturo Saunero, concuerda que el contrabando está dañando la industria cervecera debido a que si antes se producía 10 latas de cerveza, ahora la pequeña y mediana industria produce dos.
“Prácticamente ya no vendemos lata porque es un negocio tomado por el contrabando y ese contrabando tiene un 20% del mercado nacional en latas”, dijo.
A esta problemática, el presidente de la Asociación de Cerveceros Artesanales, Rodolfo Stier, también señaló que si bien su sector representa casi el 1% de la producción nacional, está afectado por el contrabando que les está ahogando. No pueden bajar sus precios frente a la importación ilegal de esta cerveza, debido a que no existe producción interna de insumos y la importación de materia prima es bastante cara.
“El contrabando está en todo lado, incluso hay ferias que se mueven de un lado a otro, y obviamente está la cerveza importada de manera ilegal”, dijo.
Para Saunero, la solución a esta problemática pasa por la eliminación del Impuesto al Consumo Específico (ICE) a la lata de cerveza producida en Bolivia. “Es la única forma, mientras no podamos igualar los precios con los del contrabando, sabemos que esto nunca se va a acabar”.
El gerente de Reputación e Imagen de Categoría de la CBN, Omar Herrera, indicó que se está trabajando desde el aspecto institucional con el fin de crear conciencia sobre qué significa y representa el contrabando y el daño que ocasiona al país.
“Tal vez le puede generar a alguien en puntual un rédito, pero también la cerveza que ingresa es de mala calidad y ocasiona la pérdida de empleos en esta industria”, dijo.
EMPLEABILIDAD.
Herrera señaló que la CBN da empleo directo a más de 17.000 personas, pero que además genera más de 70.000 empleos a nivel nacional en toda la cadena productiva.
“La cadena del valor de la industria cervecera genera más de 80.000 empleos. No solo en la producción de las plantas, sino éstos se encuentran en restaurantes, tiendas de barrio, transportistas y vendedores, quienes trabajan alrededor de este sector”, dijo.
Respecto a la generación de empleo nuevo, Martinic indicó que éste se ha visto afectado por la pandemia y la prioridad fue mantener las fuentes de empleo a nivel de toda CBN que atravesó la crisis del COVID-19.
“En generación de empleos nuevos venimos un poco rezagados, pero todo lo que mueve los empleos indirectos a través de las ventas, distribuciones, distintos locales, claramente va creciendo y se está reactivando”, señaló.
Con relación a las marcas competidoras, el ejecutivo de la CBN señaló que más que competir se están apoyando entre productores, con el fin de generar una cultura cervecera para que se vea con una mejor imagen.
“La cerveza no tiene que estar asociado a consumo excesivo, sino a saber consumir y disfrutar de esta bebida, que es cien por ciento natural. Estamos trabajando en conjunto, entre competidores y cervecerías artesanales en un programa que se llama Pasión Cervecera, para darles la oportunidad de entrar en el mercado”, mencionó.
Acotó que desde la CBN están con una política agresiva de bajar los costos con el fin de dar un buen precio a los consumidores. “Entendemos que la cerveza en Bolivia se ha visto como una cerveza cara, pero eso va de la mano del nivel impositivo que se tiene. Las bebidas con mayor grado alcohólico tienen menor impuesto que la cervecera y esto nos afecta”.
Pese a esta problemática, señaló que están ingresando con una política agresiva de bajar los costos de la cerveza y de esa forma pelear con el contrabando.
Al igual que Martinic, Saunero señaló que la pequeña y mediana industria está modernizando sus maquinarias, con el fin de que el producto sea más barato, pero eso no puede hacerse, si tan solo la materia prima es parecida al costo final del producto de contrabando puesto en el país.
“No hay mucho que hacer; si no hay una modificación del ICE, nosotros estamos resignados a que por lo menos ese sector (20% de venta de latas en mercado) esté muerto para los bolivianos”, dijo.
RECHAZO.
Los actores de la industria cervecera rechazan una posible inclusión de rangos para el Impuesto a los Consumos Específicos (ICE) de bebidas alcohólicas, a través del Proyecto de Ley 354/2021-2022 “Modificaciones al Presupuesto General del Estado gestión 2022”.
Desde la pequeña y mediana industria, la solicitud va ligada a la eliminación de este impuesto, con el fin de ser más competidor con los precios que ingresan desde el contrabando al país.
Los productores de cerveza artesanal, también, están preocupados por esta medida al impuesto a las bebidas, debido a que si bien las alícuotas ya son altas de por sí, no se aplica a otras bebidas como la chicha.
“De hecho el impuesto ICE es altísimo, las alícuotas específicas y porcentuales que son dos cálculos que se hacen sobre el impuesto a las bebidas hechas a base de malta, porque no se lo aplica con la chicha que tiene el mismo proceso fermentativo que la cerveza, lo único que cambia es el cereal y no tiene ningún fundamento que ese impuesto no aplique para esa bebida”, dijo Stier, representante de la producción artesanal de cerveza.

Tradición. Las ventas en el extranjero se limitaron solo a $us 64 millones en 2021-2022.
Por AFP / 4 de septiembre de 2022

Petición. El sector avicultor pide garantizar el precio y volúmenes de maíz y soya.
Por Boris Góngora / 28 de agosto de 2022

Por Mitsuko Shimose / 4 de septiembre de 2022
La producción está distribuida en las cuencas del altiplano, del Plata y del Amazonas.
Las principales especies de pesca en el lago Titicaca son el pejerrey y la trucha (foto).
Por Boris Góngora
Imagen: la razón-archivo
/ 11 de septiembre de 2022 / 05:30
La producción pesquera en Bolivia representa el 43% del total de la demanda anual. Es decir, en el país se produce 15.000 toneladas de carne de pescado anual, frente al requerimiento de 35.000 toneladas por año.
La información fue proporcionada por el director de la Institución Pública Desconcentrada de Pesca y Acuicultura (IPD-PACU), Grover García Carballo, quien además agregó que la demanda restante de carne de pescado es cubierta por la importación y el contrabando.
A esta valoración, se sumó el secretario por Santa Cruz de la Confederación Boliviana de Acuicultura y Pesca (Cobap), Bethoven Torrelio, quien indicó que el sector productivo local se ve muy afectado por la importación y el contrabando de esta carne.
“El factor importante es el Estado: si bien no puede financiar proyectos piscícolas, tampoco hace nada para frenar la importación y el contrabando, así como permitir que el productor nacional pueda entrar al mercado de las ciudades capitales”, dijo.
Torrelio agregó que uno de los dos sectores tiene que irse del país. “O nos vamos los productores locales o se van los importadores contrabandistas; si bien hay producción nacional abundante y cada día está creciendo, no tenemos acceso a (los mercados de) las ciudades capitales”.
Torrelio señaló que, según datos del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), en 2018 entraron 4.000 toneladas de pescado argentino a Bolivia, equivalente a más de 200 contenedores con capacidad de 20 toneladas.
“Pero si uno va al mercado del pescado en Santa Cruz, todos los días entran unos 10 contenedores. Quiere decir que a Bolivia entran entra 45.000 a 60.000 toneladas al año y la producción nacional es de 20.000 toneladas. Si bien esos datos son de años atrás, en la actualidad esta actividad se ha incrementado un 50%”, dijo.
Para Edwin Puerto, de la Asociación de Piscicultores de Puerto Villarroel de Cochabamba, la dificultad está en el ingreso a los mercados de los grandes centros urbanos y la baja en los precios de este producto. “En el período de la pandemia (2020) se tuvo un incremento, pero en septiembre y octubre del pasado año ha bajado considerablemente su precio. Es uno de los temas que nos preocupa, a la vez la carne que ingresa de las fronteras, especialmente de Argentina, hace que reduzca los precios”.
Por su parte, García señaló que la lucha por el contrabando es permanente, por lo que el presidente Luis Arce Catacora tomó una decisión técnica de dedicar mayor presupuesto para que el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras pueda dedicarse a fomentar y fortalecer la producción primaria de carne de pescado en todos los sectores del país para, de esa manera, contrarrestar la importación y a la vez luchar contra el contrabando.
Según el informe de la Rendición Pública de Cuentas Inicial 2021 del IPD-PACU, la participación del contrabando en el consumo de carne de pescado representa el 23%, la importación el 31% y la producción nacional solo 46%.
CONSUMO.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo per cápita de carne de pescado debe ser de 12 kilogramos por habitante al año, sin embargo, en Bolivia solo llega a 2,6 kilogramos anualmente.
“Santa Cruz nos gana con 7 kilos por persona año. En la zona altiplánica no llegamos ni a 3 kilos por persona”, dijo García.
Para Torrelio, si bien el consumo en todo el país es de 2,6 kilos por año, el consumo en el conurbano de Santa Cruz es de 7 kilos: “6,5 kilos es producto importado y solo medio kilo es producción nacional”. Agregó que, si uno se va por las zonas de mayor producción como San Julián, Yapacaní u Okinawa, el consumo per cápita es de entre 23 a 25 kilogramos.
“Están cerca de los módulos de producción, donde para ellos comer pescado es un hábito natural y es alimento de producción nacional. Donde se ha visto que ha aumentado el consumo per cápita es en las regiones mineras de Oruro y Potosí, e incluso Tarija ha aumentado el consumo de pescado”, señaló.
Indicó también que alrededor de 200.000 productores están involucrados en la producción de pescado en las cuencas del Amazonas, del Plata y del altiplano.
Según el informe de la Rendición Pública de Cuentas Inicial Gestión 2021 del IPD-PACU, la cuenca del Amazonas tiene un volumen de producción de carne del 54%, del altiplano 42% y del Plata solo un 4%.
PROBLEMÁTICA.
Para Torrelio, si bien la piscicultura es la producción de pescados en piscinas controladas, la pesca ha decaído bastante e incluso en algunos sectores se fue depredando sorprendentemente.
“El lago Titicaca está pasando por lo mismo, hay mucha depredación y la piscicultura ha salido como defensa a la pesca. Consideramos que no deberían tocarse los ríos por lo menos unos cinco años hasta que se restablezca, a excepción de los que viven de la pesca para el consumo diario”, dijo.
Para García, en el caso del lago Titicaca hay una sobreexplotación debido a que “si antes había 100 pescados, solo había 10 pescadores, pero ahora es al revés. Hay una pesca indiscriminada y frente a eso hay una ley de la pesca que está en proceso de socialización” con todos los actores, puntualizó el funcionario.
 
El municipio de Puerto Villarroel, en el trópico de Cochabamba, con el fin de promocionar el turismo y la gastronomía de la región, organizó “la primera versión de la feria nacional del tambaquí”, que concluye este domingo.
Según Edwin Puerto, presidente de la Asociación de Piscicultores de Puerto Villarroel, en Cochabamba existen cerca de 11.000 familias que se dedican a esta actividad económica.
“En mi municipio tenemos alrededor de 4.000 productores. Entre los potenciales para el sector piscícola están el municipio de Villa Tunari y mi municipio (Puerto Villarroel), que son grandes y tienen bastante extensión para la producción del tambaquí”.
Puerto agregó que cada piscicultor tiene arriba de cinco criaderos de pescado y otros tienen entre 12, 20 y hasta 60 piscinas para la cría del tambaquí.
Dijo que, si bien su producción se comercializa en el mercado local, los excedentes se llevan a las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz. Indicó que también se hace el esfuerzo para llegar a los mercados de Potosí, Oruro y La Paz.
Convocatoria. Podrán postularse jóvenes de 18 a 32 años de cinco países.
Se busca reunir y reconocer las iniciativas de jóvenes
Por Boris Góngora
Imagen: INFOBAE
/ 11 de septiembre de 2022 / 05:28
Credicorp anunció el lanzamiento de VOCES por la inclusión. Esta convocatoria, que alcanza a Perú, Chile, Bolivia, Colombia y Panamá, busca reunir y reconocer las iniciativas de jóvenes de la región que, a través de la digitalización, impulsen mayores oportunidades de empleo de calidad, educación e inclusión financiera para más hombres y mujeres de Latinoamérica.
“En el difícil contexto regional que vivimos, tras la agudización de brechas generadas por la pandemia del COVID 19, creemos que la digitalización es un habilitador de la inclusión. Por ejemplo, con productos como Yape y Soli –nuestras billeteras digitales que lograron incluir a casi 2 millones de personas al sistema financiero–, hemos sido testigos de cómo la digitalización reduce barreras geográficas entre personas y les permite interactuar con soluciones que simplifican su vida”, indicó Gianfranco Ferrari, CEO de Credicorp.
Hasta el 19 de octubre, los jóvenes entre 18 y 32 años que residan en Perú, Chile, Bolivia, Colombia y Panamá podrán postular sus iniciativas en la web vocescredicorp.com y sustentar tanto el impacto como el alcance potencial de cada una de ellas. Una vez cerrado el tiempo de postulación y de evaluación de estas, las 10 iniciativas más innovadoras que queden como finalistas de VOCES por la Inclusión formarán parte de un encuentro único en Lima (Perú), diseñado para oír y potenciar las voces jóvenes de Latinoamérica.
Las tres ideas ganadoras del concurso serán anunciadas en diciembre. Además de recibir mentoría especializada y acompañamiento para elevar la visibilidad de sus ideas, los proponentes obtendrán un premio de $us 15,000 por equipo.

El precio del carbón ha escalado un 30% y sigue siendo más barato que la madera.
Por AFP / 28 de agosto de 2022

Gasto. El fertilizante orgánico ha reducido el costo en un 60 por ciento.
Por AFP / 11 de septiembre de 2022

El presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduanas habló del repunte de las exportaciones e importaciones considerando a Santa Cruz como el principal corredor aduanero debido a que genera un 40% del comercio exterior boliviano.
Por Boris Góngora / 28 de agosto de 2022
Valoración. En octubre de este año y mayo de 2023, Bolivia se someterá a esta evaluación.
El mexicano Sandro García, especialista en prevención y detección de lavado de dinero, expuso sobre la visita del Gafilat.
Por Boris Góngora
Imagen: ASOBAN
/ 11 de septiembre de 2022 / 05:25
El país se alista para la 4ª ronda de evaluación del Grupo de Acción Financiera para Latinoamérica (Gafilat) con el fin de prevenir efectos adversos sobre la economía en la penetración de actividades ilícitas que derivan en lavado de activos y financiamiento al terrorismo.
La evaluación se realizará en dos periodos, en octubre de este año y mayo de 2023, por lo que la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) socializó un taller para periodistas sobre el rol del periodismo ante la evaluación mutua del Gafilat.
Después de 9 años, el país deberá someterse a la evaluación mutua del Gafilat que se concentra en el cumplimiento técnico. Es decir, se analiza que el ordenamiento jurídico nacional esté adecuado a lo que establecen los estándares internacionales en materia de lucha contra el lavado de activos, financiamiento al terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva, establecidos en los Estándares del GAFI, así como el aparato institucional requerido para la implementación de estas medidas.
Adicionalmente, la evaluación mutua también evalúa los niveles de efectividad del país en materia de prevención y combate al lavado de activos, financiamiento del terrorismo y de la proliferación a partir del análisis de los resultados del país en la implementación de los diferentes componentes del sistema.
El secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos, señaló que la banca trabaja desde hace tiempo con el tema de la evaluación de GAFI, debido a que este sector es el vínculo económico y financiero hacia el resto del mundo.
“Siendo está temática de la prevención una inquietud global, la banca ha venido trabajando y preparándose en esta temática desde hace muchos años. La única diferencia es que con esta evaluación se verá el grado de efectividad con lo que todo Bolivia ha venido implementado y se está cumpliendo”, dijo.
Agregó que el sector se encuentra preparado para esta evaluación, pero es importante que esto no solo quede con el sector financiero, sino que, además, incorpore a todos los actores de la sociedad.
Por su parte, el expositor Sandro García Rojas Castillo quien visitó el país desde México, señaló que el GAFI es el organismo de vigilancia mundial del lavado de activos y el financiamiento al terrorismo. Este organismo intergubernamental establece normas internacionales destinadas a prevenir estas actividades ilegales y el daño que causan a la sociedad.
Indicó que aquellos que no cumplan con esta evaluación son puestos en una lista de alto riesgo o lista negra, mismos que presentan deficiencias estratégicas para afrontar estas actividades ilícitas.

Gasto. El fertilizante orgánico ha reducido el costo en un 60 por ciento.
Por AFP / 11 de septiembre de 2022

Convocatoria. Podrán postularse jóvenes de 18 a 32 años de cinco países.
Por Boris Góngora / 11 de septiembre de 2022

La actividad es parte de su celebración por sus 30 años.
Por Luis Mealla / 28 de agosto de 2022
Voces | Por Christy Thornton / 12 de septiembre de 2022
Voces | Por Yuri Tórrez / 12 de septiembre de 2022
Voces | Por Luis Alberto Callapino López / 12 de septiembre de 2022
Voces | Por Rolando Kempff Bacigalupo / 12 de septiembre de 2022
© 2020 La Razon Bolivia

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.