Connect with us

BOLIVIA

Entre ideas y resultados – Opinión Bolivia

La gestión urbana establece un largo proceso para reconocer la problemática de la ciudad y su vínculo con el desarrollo, la cual no siempre es atendida oportunamente debido a la descentralización administrativa y a la modernización del Estado, por la imposición de patrones técnico-políticos circunstanciales.
En Bolivia, y por tanto en Cochabamba, el fortalecimiento de la economía urbana caracterizada esencialmente por la interrelación entre sistemas complejos (servicios, infraestructura, transporte, educación, vivienda, productividad y comunicaciones) y el surgimiento de una estructura socio territorial marcada por los problemas de inequidad y vulnerabilidad, exponen la nueva realidad de un hábitat que demanda grandes desafíos. 
La coexistencia heterogénea entre distritos prósperos y otros en rezago al interior del municipio, destaca la desigualdad en las actividades productivas, ampliando la brecha entre sectores modernos y tradicionales, creando alta incertidumbre de desarrollo por su disparidad. Se evidencia una segmentación territorial con una estructura urbana conflictiva, que revela dificultades de accesibilidad, segregación socioespacial y problemas de seguridad ciudadana. 
Lamentablemente, el proceso de urbanización es tangente al incremento de la pobreza urbana. La economía diversificada y las satisfacciones macroeconómicas realzan un crecimiento sostenido con indicadores sociales que hablan del proceso de éxito nacional; sin embargo, no se reflejan en la mejora de calidad de vida urbana, mostrando una progresiva polarización y pérdida de identidad barrial o distrital, que permite afirmar que crecimiento y desarrollo no pueden considerarse como conceptos equivalentes. 
Los sectores urbanos más pobres sin conformar un grupo homogéneo, muestran las mismas deficiencias, falta de acceso a servicios básicos, informalidad laboral, actividades de marcada degradación y marginalidad; expresando diferentes estrategias de supervivencia y acentuando condiciones de pobreza conforme aumenta la distancia desde las zonas centrales de la ciudad hacia los suburbios, dificultando la posibilidad de enfrentarla.
Aunque esta problemática escapa al control local, los municipios se constituyen en las instituciones idóneas para materializar acciones estratégicas que aporten en la reducción de las condiciones de precariedad y el mejoramiento de la deficitaria gestión como determinantes para el desarrollo urbano integral sostenible.  
CULTURA, ZOOCIUDAD Y TERRITORIO
MARKO QUIROGA BERAZAÍN, Ph.D.
Investigador CEPLAG – UMSS
[email protected]
Opinión

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.