Connect with us

BOLIVIA

Fugas de reos que burlaron la seguridad en Bolivia – Opinión Bolivia

Tal cual se tratase de una burla al sistema de seguridad carcelario, algunas fugas en los penales bolivianos tuvieron lugar en medio de situaciones que causaron zozobra a la población en general, puesto que en la mayoría de las ocasiones, las fugas y otros eventos peligrosos al interior de los penales fueron protagonizados por reos de alto prontuario.
Incluso, hubo algún tiempo en el cual reos que supuestamente pertenecían a grupos delincuenciales extranjeros muy peligrosos causaron temor en ciudades como Beni y Santa Cruz tras sus fugas.
En junio de este año, la Policía Boliviana recapturó a dos reos brasileños que escaparon del penal de Palmasola, el más grande del país situado en la región oriental de Santa Cruz, después de un operativo en el que hubo un tiroteo y que terminó con una mujer y otros dos sujetos arrestados.
«Informamos al pueblo boliviano de la recaptura de los dos prófugos brasileros que fugaron del centro penitenciario de Palmasola en Santa Cruz», escribió el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, en sus redes sociales en la ocasión.
Los sujetos señalados son Emerson Michael D.B. de 22 años y Andre Luis X.D. de 38, que estaban encarcelados por asesinato y porte ilegal de armas de fuego tras el asesinato de un comerciante en marzo de este año.
La acción policial se desarrolló en una vivienda situada cerca de la estatal Universidad Autónoma Gabriel René Moreno de Santa Cruz, poco más de 24 horas después de que los detenidos consiguieran burlar la vigilancia de uno de los pabellones más seguros de la cárcel.
En algunos videos que circularon en internet sobre el operativo se escuchan algunos gritos seguidos de disparos, mientras que las transmisiones de televisión reflejaron el momento en que las fuerzas de seguridad ingresaron al inmueble y redujeron a los ocupantes.
En una rueda de prensa en La Paz, el entonces comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, afirmó que en total son ocho las personas arrestadas, dos de ellas los reos nuevamente capturados, mientras que los demás son posibles cómplices para la fuga.
Aguilera explicó que en el escape fue clave la participación de la pareja de uno de los brasileños y que los reos tuvieron acceso a un vehículo y «armas largas» que pensaban emplear en caso de una reacción policial.
Durante el operativo de esta jornada un policía resultó con heridas de «consideración» y uno de los brasileños quedó con una lesión «de poca consideración en el pie» por una esquirla que le provocó un corte, explicó el jefe policial.
Entonces se acordó que los hombres ya no retornarían a Palmasola y se les trasladaría a otros centros penitenciarios de máxima seguridad en el país que no han sido precisados «por motivos de seguridad», explicó por su parte el director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias.
El funcionario señaló que se investiga a entre ocho a doce agentes que se encontraban de turno en la prisión cuando se produjo la fuga para verificar si fueron cómplices o no de los reos.
POLICÍAS INVESTIGADOS
Debido a la polémica respecto a la seguridad en las cárecles de Bolivia, y más aún luego de hacerse público el reiterado escape de privados de libertad de las diferentes prisiones de máxima seguridad dolo hasta mediados de este año, el director general de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, informó que entonces se investigaba a 37 efectivos del orden tras haber sido implicados en algunas de estas fugas.
El director Limpias explicó que en caso de que se descubra el favorecimiento con relación a algún recluso, la sanción será emitida desde el Ministerio Público, ya que el caso pasará a esta instancia, y en algunos casos, el castigo que emita la justicia podría implicar la privación de libertad para el o la oficial al que se acuse por favorecimiento a la evasión.
Remitiendo los hechos que pasaron en Cochabamba el pasado 28 de junio, fue cuando Rurig River Covarrubias García, un exmilitar que había sido sentenciado a 15 años de prisión por culpabilidad en el caso de violación a una niña menor de edad en Yacuiba, logró escaparse, burlando a su custodio y fugándose de la carceleta de San Pedro en Arani. Hasta la fecha, el preso sigue fugitivo y no se ha dado con pistas de su paradero.
Otro dato que brindó el director penitenciario, indica que son al menos 14 los privados de libertad que ya han sido recapturados en lo que va de este 2022 y la Policía se está encargando de trabajar aara dar con el paradero de otras personas que se escaparon de las distintas cárceles del país.
Opinión

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.