Connect with us

BOLIVIA

“La política en Bolivia está marcada por la demostración de fuerza movilizada” – Correo del Sur

César Navarro fue Ministro de Minería en el gobierno de Evo Morales y le tocó gestionar una diversidad de conflictos en su cartera ministerial.
César Navarro fue Ministro de Minería en el gobierno de Evo Morales y le tocó gestionar una diversidad de conflictos en su cartera ministerial. Tiene una visión estratégica del conflicto cuando manifiesta que “el conflicto es inherente a la vida política en nuestro país” y táctica cuando destaca la iniciativa del Presidente Arce de convocar al Consejo Nacional de Autonomías y validar su postergación como “responsabilidad compartida”. 
PREGUNTA (P). El conflicto del Censo lleva más de dos meses y todavía no se cierra. El conflicto de los cocaleros de Los Yungas lleva un mes con enfrentamientos violentos, ¿el gobierno los está gestionando bien?
RESPUESTA (R). El Censo por el incumplimiento de tiempos por el INE pudo presentarse como crisis para el gobierno; sin embargo el Presidente Arce tomó la iniciativa, oportuna y política. La primera decisión fue convocar al Consejo Nacional de Autonomías para reconstruir la idea del Censo como gestión técnica y no política, y validar su postergación como responsabilidad compartida con las autoridades electas subnacionales. Segundo, involucrar en esta dinámica a los alcaldes de las capitales de departamento más El Alto y a los rectores de la universidades públicas. El gobierno logra con estos acuerdos hacer de la postergación una agenda nacional. La derecha concentrada en Camacho y el Comité Cívico pro Santa Cruz, centró su cohesión interna alrededor del Censo, pero no pudo lograr que el Censo 2023 sea un ideal nacional, tampoco logró que sea la consigna de todas las derechas políticas y cívicas, reflejando su aislamiento, no como departamento, sino como élite política de la cruceñidad.
P. ¿Qué buscarían estas élites en tu percepción?
R. Estas élites buscarán, para ocultar su derrota, una salida intermedia. El gobierno tiene la posibilidad de concretar la tesis del Censo para el 2024 como agenda nacional, a partir de ejes técnicos y no políticos, lo que implicaría la derrota de las derechas cruceñas. Adepcoca tiene una crisis de identidad política. El 2019 se constituyó en oposición a Evo, además fue una de las organizaciones que le abrieron la puerta de La Paz a Camacho, se reunieron con Añez y respaldaron al gobierno de facto, hoy tienen el respaldo de CC y Creemos, pero no se adscriben hacia estos sectores conservadores, lo que representa su orfandad política y sindical. Los productores de coca de los Yungas están en su disputa política y orgánica interna, por el control del mercado legal de comercialización. La solución temporal será necesariamente un acuerdo del gobierno con los dos sectores enfrentados. La estabilidad estructural se dará en el mediano y largo plazo, y tiene que ver con el liderazgo interno. En ese escenario no puede ni debe intervenir el gobierno.
P. Desde el gobierno y sus bases se habla de desestabilización de la derecha, ¿es así? ¿O se desatan ambos conflictos porque el gobierno no cumple lo normado: cumplir con la fecha del Censo y prohibir el mercado paralelo?
R. Las derechas políticas no son instituciones políticas, son solo siglas electorales y oposiciones por defecto. No son opción de gobierno por la vía democrática. La estrategia de desestabilización está presente desde el triunfo electoral del MAS en 2005, ahora no es una excepción, porque es su única forma de estar vigentes públicamente. Las derechas necesitan una excusa no como horizonte de lucha, sino como oportunidad coyuntural, radicalizar el conflicto para crear en la subjetividad urbana opiniones y reacciones negativas contra el gobierno. Utilizaron la capitalía para Sucre, la Autonomía, el fraude, ahora el Censo y Adepcoca como consignas de oposición mediática y política para forzar movimientos que utilizan y recurren a la violencia, con características raciales, para aparentar inestabilidad.
P. ¿La gran concentración del día de hoy era realmente necesaria? Si el mensaje era dar una demostración de fuerza, ¿no son conscientes de ello la oposición, Santa Cruz, Adepcoca?
R. En el gobierno de Evo la última movilización social con características políticas fue en 2008, la de Conalcam, para aprobar la CPE. El 2020 los dos movimientos que derrotaron al gobierno de facto fue, primero, la resistencia que se tradujo en una propuesta democrática y unitaria a la cabeza de Lucho y David; el segundo, la movilización de agosto del 2020 que impuso la fecha electoral. En el gobierno de Lucho, la movilización convocada y liderada por Evo en noviembre del 2021 y esta movilización convocada y liderada por la COB y el Pacto de Unidad, con la presencia de los tres líderes, tiene un fuerte efecto político y simbólico al interior del bloque popular, pues oxigena moral y socialmente al Gobierno, y se trata de un mensaje para todas las oposiciones que no logran organizar una sola movilización, solo pronunciamientos o conferencias de prensa. En este siglo, la característica de la política en nuestro país está marcada por demostración de fuerza movilizada. 
P. ¿Qué se puede hacer para sosegar el conflicto de los cocaleros de Los Yungas, pues ya son tres diálogos que fracasan? 
R. Mientras el grupo de Adepcoca actúe bajo la misma lógica de 2019, tiende el conflicto a mantenerse y, en el corto tiempo, a dilatarse. Esta peculiaridad le favorece al gobierno, porque le otorga por la presión de la opinión pública el mecanismo de la solución temporal, ya no en función de los intereses de las organizaciones de los cocaleros, sino en lo que cree el gobierno como solución a la crisis.
P. ¿Qué lecciones nos dejan a su paso ambos conflictos para que no se vuelvan a repetir?
R. El conflicto es inherente a la vida política en nuestro país: la forma cómo administra el gobierno los tiempos del conflicto y su relación con los actores en el conflicto determina la coyuntura. Las oposiciones cualquier demanda la convierten en política, discursivamente les da un rédito coyuntural, pero no suma, ni siquiera se trata de una táctica que los fortalezca. El conflicto es parte de nuestra pedagogía política. Lo que sí tenemos que aspirar todos es que no deriven en crisis, en niveles de violencia y represión, pues es el momento donde la respuesta a la demanda no es la aspiración, sino la eliminación del otro, por esta razón la administración del conflicto es responsabilidad del Estado y también tiene niveles de corresponsabilidad con los actores o sectores movilizados. [P] 
Si deseas más información puedes suscribirte a nuestros canales oficiales:
También nos puedes visitar en Facebook | Twitter | Instagram
Ninguna aerolínea ofrece vuelos directos a La Paz
Macabro infanticidio doble causa conmoción en el país
Asesinan a balazos al hijo de una concejala en Beni
La “U” cae batallando
Día del Peatón: Repetirán puntos para actividades
Traslado de la Virgen abre festejos y reaviva la fe en la Mamita Gualala
San Roque alberga a 640 reos en un lugar que es solo para 200
El lujo de vivir y trabajar en Green Tower Santa Cruz: contar con algo nuevo, por siempre
Del Castillo contesta a Evo que no hay denuncia oficial
El Inde busca volver a la senda del triunfo
Muere el barrendero René y deja su legado en Sucre
Justicia procesa a directora de una escuela en Sucre
Un frente frío ingresa este domingo al país, según el Senamhi
Ministro de Educación amenaza con acciones legales al abogado de la maestra de Minero
Fiscalía decide retirar delitos de sedición y conspiración de investigación a Camacho y exministros
Reo de Sucre escapa de sus custodios en Oruro
Fallece joven universitario tras caer de una camioneta
Saquean una casa, los filman y pasan a la cárcel en Sucre
Bebedor consuetudinario muere tras sufrir varias caídas cerca del mercado Campesino
Hallan muerta a adolescente de solo 15 años en Monteagudo; presumen que le quitaron la vida

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.