Connect with us

BOLIVIA

Zavaleta – Opinión Bolivia

En mi exilio de 1980, invitado a almorzar por René Zavaleta en su casa de Coyoacán, le dije que acaso Bolivia, la formación de la conciencia nacional era su mejor libro. Se volvió a su esposa y le dijo: ¿Ves, Alma, cómo uno arrastra sus errores de juventud? No era un error, porque lo escribió en su etapa de militante del MNR, pero cuando todavía era un partido revolucionario y al influjo de Carlos Montenegro.
Me sorprendió comprobar la tenacidad de algunas influencias que se depositan en el fondo de la memoria y que acaban por aflorar, cuando uno ya no las recuerda como influencias sino como cosas originales. Por ejemplo, en las páginas iniciales, Zavaleta habla de Nicolás Flores, el primer potosino. En mi novela Potosí 1600, yo hablo de Leonor Guzmán de Flores, madre de Nicolás, quien luego de perder a seis de sus hijos, le hizo caso a su confesor y se encomendó a San Nicolás de Tolentino, no sé si patrono de los malos partos y tanto difundió la noticia de su parto exitoso que todas sus amigas se embarazaron y al fin hubo 40 nicolases. 
Otra: mi insistencia en lo equívoco que heredamos de Europa, ya en mi docencia de filosofía política, que hace que todas las ideologías en Bolivia provengan de Europa y todas estén distorsionadas por la colonia, que todavía impera en nuestros días.
Hay un hilo conductor entre el libro que comentamos y Lo nacional popular en Bolivia. No lo encontré yo sino varios sociólogos bolivianos.
Hay, por ejemplo, recuerdos enternecedores de un profesor boliviano que veía a Zavaleta bailando En el Puente de la Villa. Es una letrilla movimientista, que Zavaleta bailaba con gran entusiasmo mientras repetía que él era nacional popular. Sin embargo, el sociólogo de marras condena al MAS con argumentos que podrían ser los contrarios, igualmente tomados de Zavaleta.
Una vez le pregunté a Oki Vega si para escribir Lo nacional popular Zavaleta había influido en Silvia Rivera o si la Rivera en Zavaleta. Me contestó al tiro: Silvia, sin duda. Oki era el mejor librero de México en 1980; trabajaba en la Librería Gandhi en épocas en que no había computadoras ni bases de datos. Preguntabas por tal título y el dependiente te decía: Consúltele a Oki, y Oki no tardaba en darte un ejemplar.
Zavaleta tuvo tres períodos: uno del MNR, cuando ser del MNR todavía era revolucionario; otro en el Partido Comunista, donde se volvió un marxista ortodoxo y por fin el redactor de Lo nacional popular, con un hilo conductor con Bolivia, el desarrollo…Pero antes tuvo aproximaciones con sus trabajos Las masas en noviembre y Cuatro conceptos de democracia.
OJO DE VIDRIO
RAMÓN ROCHA MONROY
Escritor, abogado y  «Cronista de la Ciudad»
[email protected]
Opinión

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.